sábado, 31 de diciembre de 2016

¡Bienvenido 2017! una año para trascender la división de lo humano y lo divino...

¡Bienvenido 2017! 
Un año para recordar nuestra esencia divina y reconectar con esta dimensión de la cual estuvimos divididos, desconectados, durante tanto tiempo.
Ahora es tiempo de trascender esa división de lo humano y lo divino, de contactar ambas dimensiones. Observemos la obra de Miguel Ángel y dejémonos guiar por Algo Más Grande que nos está mostrando el camino de regreso a casa: nuestro Ser Original. 
Hemos vivido demasiado tiempo esclavos de nuestras emociones y programas heredados del pasado que ya no resultan funcionales al aquí y ahora que estamos experimentando. Pero la buena noticia es que ¡hoy es posible LIBERARNOS! están dadas todas las condiciones y comprensiones nuevas nos llevan a otro nivel, que cada uno puede acceder, si asi lo elije. Pues es un camino personal e intransferible.

Jesús, y otros maestros, nos mostraron el camino. Jesús nos enseñó metanoia, es decir una "mente nueva", disponible a transcender lo humano y conectar con lo divino.
Lo divino se refiere a la capacidad de crear uno mismo su propia vida; claro que para llegar a esta instancia, es necesario haber transitado un camino de liberación interior, haber madurado hacia un estado adulto, que sabe que su existencia tiene un propósito y la asume sirviendo a la Vida, con amor. 
Una "mente nueva" aprende a liberar el pasado, a resignificarlo, aprende de todo esa experiencia vivida, y se posiciona en el PRESENTE, con conciencia, despierto, sirviendo hacia adelante, a la Vida; sabiéndose guiado y conducido por Algo Más Grande: su Origen. 
Cada vez más seres están Despertando y recordando nuestro real Origen: "Eres un ser espiritual inmerso en una experiencia humana" Pierre Teilhard de Chardin (1881 - 1955)

"el más perfecto grado de perfección a que en esta vida se puede llegar que es la transformación en Dios..."
Juan de la CRUZ, Llama de amor viva, Prólogo, párr. 3
Para meditar
"Me pregunto qué entendemos por año nuevo. ¿Nos referimos a un año realmente nuevo para nosotros, a algo que nunca antes ha sucedido? Cuando decimos que algo es nuevo, aún cuando no hay nada realmente nuevo bajo el sol, cuando decimos: '¡Feliz año nuevo!', ¿es realmente nuevo o es el mismo viejo patrón que se repite una y otra vez? ¿Son los rituales, tradiciones y costumbres de siempre, la continuación de lo que venimos haciendo, seguimos haciendo y haremos este año?

Por tanto, ¿hay algo nuevo? ¿Existe algo que sea realmente nuevo? ¿Hay algo que uno nunca haya visto antes? Esta es una pregunta importante si uno la investiga hasta que todos los días de su vida sean algo nunca visto antes. Esto implica un cerebro que se ha liberado de sus condicionamientos, idiosincrasias, particularidades, opiniones, juicios y convicciones. ¿Podemos dejar todo esto a un lado y empezar un año nuevo de verdad? Sería maravilloso poder hacer eso, porque nuestras vidas son bastante superficiales, vanas, sin mucho significado. Nos guste o no, hemos nacido ya educados, y ése puede ser también un obstáculo.

En definitiva, ¿podemos cambiar el rumbo de nuestra vida? ¿Es eso posible? ¿O estamos condenados a llevar vidas superficiales, mediocres y sin sentido? Nuestros cerebros y nuestras vidas están llenos de cosas del pensamiento.

Esto no es un sermón. Probablemente en todas las iglesias del mundo y en todos los templos, el Año Nuevo se celebrará como siempre, con los mismos rituales, los mismos pujas, etc., etc.

¿Podemos nosotros abandonar todo esto y empezar de cero, con toda nuestra mente y nuestro corazón, como una página en blanco, y ver qué surge de ello?"
Jiddu Krishnamurti



“Grabad esto en vuestro corazón:
Cada Día comienza en nosotros un año nuevo, una nueva vida.”
Ralph Waldo Emerson

Reflexiones relacionadas:
http://recordarnuestroorigen.blogspot.com.ar/2016/10/somos-seres-multidimensionales.html
http://recordarnuestroorigen.blogspot.com.ar/2016/10/desde-la-conexion-con-la-divinidad-nos.html
https://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2016/12/te-encuentras-en-lo-real-con-lo-que.html

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Te encuentras en lo real con lo que generas en lo sutil

Lo que hay en nuestro mundo interior, se expresa en el mundo exterior. 
Es decir, te encuentras en lo externo con lo que generas en el mundo interno, en lo sutil. 
Por ej.: si lo que recibes es desamor, es que tu no te amas a ti mismo/a.
Si recibes rechazo, es que tu rechazas algo de ti. El otro, en la relación, te muestra como un espejo, qué es lo que hay en tu interior. 

Desde esta perspectiva, cuando en mi propia vida no estoy logrando lo que deseo, tengo que encontrar qué es que genera ese obstáculo dentro de mi: ¿DESDE DÓNDE genero esto?  : ¿desde qué creencia inconsciente?, ¿desde qué programa instalado en mí?. A través de la OBSERVACIÓN de uno mismo, sin juzgar, solo observando, vamos volviendo consciente lo inconsciente, desde donde creamos en nuestra vida cotidiana. 

El 1° paso entonces, es poner ORDEN al caos que suele haber en nuestro interior. Encontrar uno mismo qué obstaculiza, implica estar despiertos, conectados con el interior, para poder ver, desocultar (sugiero audios y ejercicios del link http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/camino-de-liberacion.html)
Esto implica ir hacia nuestro mundo interno, reconocernos, y madurar. 

Cuando he logrado orden en mi mundo interior, he crecido en conciencia y conectado con mi auténtico Ser, es posible preguntarse: ¿qué puedo brindar a la Vida?, ¿qué tengo para dar?. Tengo que tener claridad de lo que quiero lograr; y lo que quiero tiene que estar en sintonía con la vida, ser algo bueno para mi y para todos. Es decir aquello a lo que me dirijo no viene del ego, de la mente, sino de la conciencia que desea servir a Algo Más Grande, porque se sabe parte de un todo. Se sabe una particularidad, única e irrepetible, que es parte de un Todo, y cuyo Origen es igual a todos los seres humanos.

2° Luego es esencial la PALABRA: expresar lo más claramente posible aquello que deseo lograr, que sea bueno para mi y para todos; un servicio a la Vida.
Cuando expreses en palabras tu resultado, si aparecen imágenes o miedos, los observas y regresas a tomar conciencia del Desde Dónde lo estas generando. Observando, despiertos, sin juzgar, escuchando lo que expresamos, vamos mutando y ampliando nuestra percepción.
Por ejemplo: expresar "Quiero estar sano" es muy diferente a "Querer curarse", porque si digo "quiero curarme" para ello primero, deberé estar enfermo. 
El que busca curarse en realidad busca enfermarse, porque para curar, hay que enfermar primero.
O si digo "quiero mejorar mi relación de pareja", si lo que quiero es "mejorarla" para eso primero hay que "empeorarla". ¿Lo ves? 
Así de profunda debe ser la ESCUCHA de aquello que decimos que queremos lograr, pues ese mensaje es lo que enviamos al Universo para ser creado, plasmado en lo concreto. 
La Escucha es la clave para conocerse uno mismo.
En síntesis: todo se inicia y se pone en marcha por la Palabra. La Palabra crea la Realidad, por ello, es imprescindible Escucharse/Escuchar.

Alinear emociones: "Amo aquello que deseo": unir amor y deseo, integrarlos genera carisma, luz, otorga la energía necesaria para plasmarse en la realidad. 
En este paso, es importante cumplir la PALABRA, pues respetar la palabra expresada es respetarse a si  mismo, es generar "crédito", volverse una persona con credibilidad: "Digo y hago lo que digo". Esta Di-Unidad es Di-Vinidad que se manifiesta, se plasma en lo concreto. 
Por el contrario, cuando hay División, digo una cosa y hablo otra: Di-Ablo. 
Cuando hay división, buscamos afuera y, ¿qué encontramos? ¡caos! Por ello, el camino comienza armonizando nuestro mundo interno, pues es desde ahí desde donde creamos hacia afuera.
Recordemos que es escuchándonos aquello que decimos como podemos tomar conSciencia del Desde Dónde estoy creando, en cada aquí y ahora. 
Personalmente, creo que esta unión de amor y deseo se concreta cuando unimos y armonizamos en nuestro interior a nuestra madre (amor) y nuestro padre (deseo). Cuando esta pareja interna está en paz en nuestro corazón, esto genera un brillo especial, tenemos la fuerza vital necesaria para crear.

"Así como una bella flor tiene el color 
y también el perfume, son bellas las 
palabras fructuosas del hombre que
HABLA y HACE lo que dice"
Buda

4° Una vez ordenados internamente y alineados con coherencia nuestro pensamiento, palabra y emoción, el paso siguiente es con-moverse, ir a la ACCIóN, sabiéndose guiado por Algo Más Grande, despierto a las señales que el camino nos vaya brindando. La Vida apoya lo que va de acuerdo con ella. 
Adelante! a vivir Despiertos y aprendiendo a usar la energía vital al servicio de la Vida!

Para meditar
Desde diferentes culturas, en este camino de volvernos creadores, transitamos 4 etapas que algunos denominan de esta manera:
1-Guerrero; miro hacia adentro, hacia mi mundo interno, para liberar, purificar.
2-Mercader: uso afuera, en mi vida cotidiana, aquello que aprendí en mi interior,  
3-Sacerdote: trasciendo la diferencia entre el mundo externo y el mundo interno, tomé consciencia de la interacción entre ambos.
4-Mago: uno las tres etapas anteriores y me convierto en mago, creador de mi propia existencia, sin depender de los paradigmas imperantes (ciencia, política, religión y economía). 
En esta etapa sabemos que creamos con la energía que emerge de unir el amor y el deseo.
Trabajo Personal
-Clarifica cómo poner en práctica tus dones y talentos personales. 
-Manifesta tus intenciones en voz alta al Universo, para que queden plasmadas y se vayan concretando (recuerda que deben estar alineadas a la Vida, servir a la Vida).
-Alinea tus pensamientos, palabras y emoción: Ama lo que haces, pues así otorgas energía para crear. 
-Actúa en tu vida cotidiana en coherencia con lo que has expresado; despierto y consciente para ver el DESDE DÓNDE se genera lo que experimentas. 
-¡Confía en la Vida! apoya lo que va de acuerdo con ella. 

Reflexiones relacionadas:


martes, 27 de diciembre de 2016

¿Desde Dónde creo mi realidad?

Si no hice un proceso de liberación interior, aquello que está pendiente del pasado, se espeja en mi vida hoy. 
Es uno mismo el responsable de hacer el camino de liberación para poder CREAR algo diferente hoy en mi vida.
Jesús llamaba a este proceso "metanoia", mente nueva. Una "mente nueva" está liberada de los condicionamientos del pasado, se ubica en el presente y CREA hacia adelante.
Y, ¿cómo me libero?
En el sig. link comparto audios y ejercicios que ayudan en el camino de liberación interior:
Para meditar
Siempre estamos creando nuestro futuro, lo que pasa es que solemos crear siempre lo mismo haciendo copias casi idénticas de nuestro pasado. 
Hoy podemos DESPERTAR y recordar que en el instante presente, con conSciencia, es posible observar DESDE DÓNDE estoy creando mi realidad, y elegir crear algo nuevo hacia adelante. 
Claro que si queremos crear una nueva realidad personal debemos transitar un proceso de liberación interior, desmantelando esos programas inconscientes que nos llevan a repetir automáticamente pensamientos, creencias, mandatos, acciones, etc. que ya no resultan funcionales a nuestro presente. Un verdadero proceso de transformación interior que requiere cierta disciplina con uno mismo, y tiempo para ir mutando día a día.

Reflexiones relacionadas:
https://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2016/12/como-creamos-nuestras-experiencias.html

https://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2016/12/que-hago-con-mi-tiempo-como-lo-gestiono.html

https://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2016/12/te-encuentras-en-lo-real-con-lo-que.html

Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera:
https://sanpablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera&Buscar=Buscar

http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss?url=search-alias%3Daps&field-keywords=maria+guadalupe+buttera

jueves, 22 de diciembre de 2016

¿Qué hago con mi tiempo?, cómo lo gestiono?, elijo yo mismo/a en qué ocupo mi tiempo?

Aprender a gestionar nuestra energía vital es esencial para volvernos protagonistas de nuestra existencia. 

En todos nosotros la energía de la Vida vibra y nos impulsa a movernos; pensamos, hablamos y actuamos a partir de esta energía vital. 
Esta energía vital para todos está disponible, lo que es diferente es la interpretación que cada uno le otorga a esta energía vital; y qué hago con esta energía de vida. 
En este nivel, entra a jugar en el campo el nivel interpretativo que cada uno le dé a cada situación concreta. 
Desde dónde uno VE la realidad, consciente o inconscientemente, interpreta de una manera u otra los hechos, según los pensamientos, mandatos y creencias incorporadas en nuestra vida. 
Cada ser interpreta de un modo diferente este circuito energético común a lo humano.
Y desde esta interpretación personal, incorporada en sus circuitos neuronales, actúa en su propia vida. 
Cuando no hay consciencia del DESDE DÓNDE me muevo, mi vida es dirigida por otros, por el pasado, o por programas que automatizan mis reacciones. 
Cuando nuestras creencias están cristalizadas, lo nuevo no podrá incorporarse, asimilarse, quedando asi, atrapados en lo viejo, en el pasado. 


"El que se piensa que sabe, ya es esclavo de su conocimiento"

Krishnamurti

DESPERTAR y CRECER tiene que ver con poder VER, ser consciente del uso de la energía vital, con ELEGIR yo misma/o con responsabilidad (capacidad de respuesta): 
-¿qué hago con mi tiempo?, 
-¿cómo lo gestiono?, 
-¿elijo yo mismo/a en qué ocupo mi tiempo?, 
-¿desde dónde elijo?, ¿desde mis sensaciones corporales, desde lo que "debo hacer" porque asi se me indicó, desde dónde hago lo que hago?
-¿me animo a vaciar mi mundo interno de conceptos, mandatos y creencias recibidas de otros para poder elegir yo mismo/a aquello que resulte funcional en mi vida, en cada aquí y ahora?,
-¿asumo mi vida con capacidad de respuesta (responsabilidad) o dejo que otros se hagan cargo?
-¿vivo conectado/a conscientemente con la Vida?
Si algo de lo leído resuena en tu interior, ponte flojito/a y disponible, entregándote a Algo Más Grande, al Origen de todo. Recuerda que no eres solo este cuerpo físico, mental y emocional, y deja que tu Ser Esencial te vaya informando, en un proceso, irán llegando comprensiones e  intuiciones, ¡confía! sigue tu corazón que sabe el Camino! 

Trabajo Personal
Puedes hacer el ejercicio https://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/2015/09/reconocer-lo-que-sucede-dentro-de-mi-en.html o bien elegir el que resuena contigo hoy de la página https://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html

Para tener en cuenta:
Volverse protagonista de la propia vida implica haber tomado la vida tal como nos fue regalada. Si necesitas ordenar tu mundo interno porque percibes caos o confusión interior, sugiero recorras los vídeos y los ejercicios liberadores publicado en el siguiente link:

¿Quieres escuchar audios que ayudan a Despertar y Crecer? en el sig. link:
http://videos-despertarycrecer.blogspot.com.ar/
https://despertarycrecer.blogspot.com.ar/p/audios.html

Ejercicios Liberadores:
http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html

Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera:
https://sanpablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera&Buscar=Buscar

http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss?url=search-alias%3Daps&field-keywords=maria+guadalupe+buttera

jueves, 15 de diciembre de 2016

¿Cómo creamos nuestras experiencias?

Cuando siento algo en mi cuerpo, en mi biología, es porque se activa la memoria del pasado (memoria celular).
Transitando de manera consciente este proceso, el pasado deja de repetirse, pues el viejo programa que generaba esa experiencia fue mutado. 
Creo hacia adelante algo nuevo: futuro.
Desde el Ser Esencial Despierto, experimento Pasado, PreSente y Futuro simultáneamente. 
Desde el Ser Esencial Despierto, se Crea una nueva experiencia, Original. 
DESPIERTOS
Esta capacidad de CREAR implica haber transitado un camino de liberación, usando en nuestra vida cotidiana todo lo aprendido en nuestro interior, con coherencia e integrando mundo interno-mundo externo, trascendemos lo humano y conectamos con lo divino. 

Jesús llamaba a este proceso "metanoia", mente nueva.  

Para meditar
"Los problemas empiezan en el pensamiento, están siempre ligados al pasado. 
En el presente no hay problemas. 
El pasado se pega la presente. 
Sin pasado, no hay problemas". 
Bert Hellinger

Trabajo Personal
Reconocer lo que sucede dentro de mi en el momento presente:
https://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/2015/09/reconocer-lo-que-sucede-dentro-de-mi-en.html

Para ampliar puedes leer los sig. link relacionados:

La chispa divina está en el interior de cada Ser

sábado, 3 de diciembre de 2016

La "fidelidad a la castración" de lo individual anula el aporte personal a la comunidad

El viejo paradigma donde un líder salva a las masas resulta obsoleto en tiempos de madurez del humano. Porque ese antiguo paradigma anula el aporte individual, el poder se enquista en unos pocos y las personas se masifican y obedecen auto-castrándose sus propios dones y talentos.
Esa "fidelidad a la castración" de lo individual enferma, porque anula el natural crecimiento y desarrollo humano y sostiene el "infantilismo" que genera dependencia insana.
De la misma manera, el paradigma que sostiene que es una "corporación" la que va a salvar a la persona, tambien se agota; porque de alguna manera subestima el aporte individual.
La especie humana está madurando, recordando su verdadero Origen y desde ahí, sabiendose parte de un Todo más Grande, siente el impulso de aportar lo propio al Servicio de la Vida.
En el libro "El Arte de ConVivir" con el Dr Roberto Ré, hablamos de ir hacia la "Inter-Independencia", donde cada uno hace su aporte personal, poniendo en práctica sus dones y talentos al servicio de la comunidad, sin perder su individualidad (independencia) y sintiéndose parte de un sistema más grande (inter).

jueves, 10 de noviembre de 2016

Eugenio Carutti: Necesariamente tiene que surgir una sensibilidad diferente.

Texto de la charla para jóvenes de Eugenio Carutti, en el 2008:
"Soy antropólogo y astrólogo, me he dedicado tanto a investigar la evolución del planeta Tierra y la evolución de la especie humana, como este misterio de que todo lo que sucede en la Tierra está conectado con lo que sucede en el cielo. Por mi formación, ha sido inevitable ver que todo está interconectado, nada está separado y aislado de ningún otro elemento de la realidad, sino que todos los elementos están profundamente interconectados. Cuando se produce un movimiento en cierta zona del universo, le corresponde otro movimiento en otra zona del universo.
De hecho, tanto como antropólogo y como astrólogo, creo que el planeta Tierra, la humanidad, estamos viviendo una época excepcional. Creo que está habiendo un cambio muy profundo en la especie humana, un cambio que, por supuesto, no va a durar una generación. Durará 100, 200 años. Estamos en el medio de una transición difícil de dimensionar. Desde el punto de vista astrológico esto es muy evidente: que hay una convergencia de factores de elementos de posiciones del cielo que son extremadamente particulares, pero no voy a entrar en esto. Más bien quisiera hacer algunas reflexiones acerca de cambios que son muy visibles —y que nos marcan ciertas direcciones— y es muy importante estar atentos a ellas porque, como todo cambio, trae una enorme turbulencia.
En esta turbulencia la conciencia en un nivel puede quedar muy capturada por muchas corrientes colectivas que están en transformación, se están destruyendo unas a las otras. Quizás el sentido de este tiempo es que se destruyan muchísimas corrientes de pensamiento y de sensaciones y de sentimiento. Tener la mayor claridad posible sobre este proceso es muy importante.

La especie humana y los nidos aislados
Creo que la primera reflexión es darnos cuenta que la especie humana primero es una especie joven, que nuestro cerebro aún no ha madurado completamente. Es un hecho científico que utilizamos una muy pequeña parte de nuestro cerebro, que es todavía lo más misterioso para la ciencia tan desarrollada. Lo que no puede comprender la ciencia es cómo funciona el cerebro todavía. Estoy convencido de que nuestro cerebro está madurando aceleradamente, en un proceso de cambio que es muy exigente.
La conciencia humana maduró desde nidos aislados. La especie humana se dispersó desde África y anidó en distintos lugares, formando tribus y civilizaciones y tradiciones. La característica de cada una de estas experiencias humanas es que se aisló de las demás. Cada experiencia humana se constituyó en un nido donde crecieron conciencias, experiencias, pero un denominador de todas las civilizaciones es la tendencia al aislamiento, que llevó a que cada tradición profundamente se siente diferente, se siente excepcional, se siente superior a las demás. Tiene una dificultad intrínseca, casi biológica en el sentido de reaccionar muy negativamente a las diferencias, repeler a lo diferente.
En cada una de estas tradiciones, desde las más desarrolladas a las menos logradas, otra característica fundamental siempre ha sido la exigencia de que todos los humanos que nacen en el nido tienen que percibir la realidad de la misma manera. La exigencia primordial es que todos los humanos dentro de una tribu estemos de acuerdo en la manera en que percibimos el mundo. Cada comunidad siempre ha tenido este requisito. Hay una presión sobre cada individuo para que la percepción fuera convergente. No ha habido ninguna civilización realmente elástica en el sentido de aceptar percepciones diferentes de la realidad dentro de su propio centro.

El choque entre culturas
Una primera evidencia que hoy podemos ver es que hoy todas estas tradiciones, todos estos nidos están pasando por un proceso excepcional, están chocando entre sí. Este es un fenómeno totalmente nuevo, todas las culturas que se formaron, el pensamiento, las formas de sentir, de vivir, las creencias, los dioses, las religiones que cada uno había desarrollado muy cuidadosamente, que habían diferenciado cada cultura, hoy está destinada a chocar con otros. Como si la Tierra estuviera haciendo un gran experimento en que cada una de las múltiples experiencias humanas está obligada a chocar con la otra y a destruirse mutuamente en sus diferencias. Todos estamos viendo guerras de religión, estamos viendo cuánto le cuesta al ser humano hoy el tema de la raza, cuánto le cuesta lo diferente.
Quizás lo que dije antes, que en cada nido el requisito siempre fue que todos pensaran lo mismo, parezca un poco extraño. Estas son las primeras generaciones en las que se puede estar en la mesa familiar y ver la realidad de manera completamente diferente. En mi mesa familiar eso era imposible. Este es uno de los primeros fenómenos cuya importancia tenemos que pensar, porque cuando están sucediendo y uno los vive no se da cuenta de la envergadura que tienen.
Uno no se da cuenta de que están sucediendo por primera vez en una historia que tiene millones de años. Personas que tienen creencias completamente diferentes pueden coexistir. Piensen que hace cien años esta reunión era imposible, tantos hombres y mujeres unos al lado de otros y con tan poca luz (…).
Piensen en la India, los países islámicos, lugares de China. Aún millones de humanos no han aprendido a modular sus pulsos instintivos básicos por lo cual la sensación es que no pueden estar hombres y mujeres al lado del otro en ciertas condiciones. Hoy existe más de una humanidad en ese sentido, o más de una época humana. Están coexistiendo muchos tiempos en un mismo espacio. Las tradiciones se están, por las malas, mezclando, chocando, repeliendo, peleando. Y al mismo tiempo coexisten épocas distintas. Tiempo y espacio está mezclado en este momento en esta Tierra, pero esta es una revolución de una envergadura excepcional porque está exigiendo al cerebro procesar una cantidad de diferencias como nunca antes había procesado.

Las diferencias más difíciles
Las diferencias más difíciles son las llamadas icónicas: ver a alguien de un color de piel diferente o con símbolos religiosos marcadamente diferentes, hasta hace poco tiempo en el planeta, produce una reacción física de miedo, de angustia, que lleva al ataque o al repliegue. Los humanos estamos aprendiendo muy aceleradamente lecciones que no quisimos aprender por muchísimo tiempo.
Quizás el simple hecho que la Tierra sea una esfera hace que suceda. Tarde o temprano, todas las tradiciones van a converger, este es un hecho por la misma forma de la Tierra. Es imposible que no nos mezclemos. Pero mezclarse significa atravesar la destrucción. Una sensación de que todo lo conocido, todo lo que me da seguridad, lo que me define, toda la sensación de excepcionalidad, de diferencia, se cae. Los blancos todavía no nos estamos dando cuenta de qué es ser blanco, de qué es ser occidental, de las consecuencias de haber sido la civilización que motorizó esta unión forzada planetaria, las vamos a sentir. De hecho, nos sentimos superiores.

El viejo método de destruir al diferente es inútil
Con ese tipo de conciencia, sabemos que la única manera de que se produzca esta convergencia es destructivamente. La misma lógica del proceso nos está indicando que tiene que haber una conciencia diferente. Esa conciencia todavía no apareció. El proceso evolutivo está sometiéndonos a una presión que nos exige una maduración completamente diferente, nos exige una capacidad para vincularnos con muchísimas diferencias. Hay un crecimiento en la complejidad de los hechos de toda la vida y esto va a aumentar cada vez más. Cada vez más va a haber más situaciones diferentes que no se pueden resolver por el viejo método que es la destrucción del diferente.
Este ha sido el método de la especie humana, todos hemos utilizado este método en un millón de años. Al diferente hay que eliminarlo o dominarlo o absorberlo. No hay una inteligencia vincular desarrollada en el ser humano. Nuestra inteligencia vincular es muy pobre, nuestra capacidad de complejizar la vincularidad es muy pobre, somos aún maniáticamente posesivos. En lo más cotidiano, no puedo tolerar que el otro sea muy diferente, que tenga una visión del mundo completamente diferente. Aún no sabemos cómo hacer para resolver situaciones desde distintos puntos de vista. Eso es un cerebro nuevo, una conciencia nueva la que se necesita.

Necesitamos ir hacia una nueva conciencia
Hoy llegamos hasta las Naciones Unidas que ya es admirable, pero como alguien decía las naciones no pueden ser unidas, cada una tiene sus intereses. Eso es lo que estamos viendo. Estamos en el prólogo de un proceso en el cual tiene que surgir una conciencia que sea humana, ni argentina, ni inglesa ni china. De hecho como antropólogos no sabemos qué es una cultura humana. Sabemos qué es una cultura islámica, quechua, etc. Pero cómo vive el ser humano como humanidad, como conciencia de humanidad no existe. Es algo que evolutivamente está implicado, es algo que tiene que suceder.
Conociendo la evolución se van a presentar problemas que van a obligar a madurar en este sentido. Cuán dolorosamente suceda es un tema importante para nosotros, pero no para la evolución. Para la evolución es secundario el costo que conlleve desarrollar una conciencia humana. Aún no la tenemos, tenemos una conciencia de parte, fragmentaria, que no sabe cómo vincularse con aquellos que ven la realidad de manera completamente diferente.

Creo que éste es el primer punto para enfocar. Es inexorable. Es necesario que se desarrolle una conciencia diferente; la que tenemos hoy no sirve. Esto da como resultado una turbulencia incesante, que quizás sea necesaria para desilusionarse, para que cada tradición se de cuenta. Los humanos creemos que somos la especie superior y que somos totalmente independientes del resto de la vida de la Tierra. Como sabemos, esto está trayendo problemas que tendremos que enfrentar. Acá tenemos dos posiciones, pero si las vemos a fondo son la misma.
La reacción primera es que somos los dueños de la Tierra, los reyes de la naturaleza y que podemos hacer cualquier cosa. La posición opuesta es que somos los principales culpables del desastre en el planeta Tierra, por eso somos una especie negativa. Es notable que a nadie se le ocurra pensar que somos parte de la Tierra, somos una especie que está dentro de la evolución de la Tierra. Creernos que somos lo más importante o los culpables de todo, es lo mismo. Las dos posiciones que hoy discutimos en realidad son la misma. Esta posición está destinada a caer. La sensación de excepcionalidad y de no vínculo con el resto del planeta es una conciencia muy precaria que no puede resolver los problemas planetarios. Que no puede ser que sus dioses sean verdaderos y los demás no, que sus miembros son superiores.

Nos cuesta pensar cómo nos ven otras tradiciones de miles de años, en realidad las tememos y las despreciamos. Si nos pasa esto vincularmente podemos estar seguros de que a ellos les pasa lo mismo. Nos desprecian y nos temen. La inteligencia vincular es la que puede comprender este temor, este desprecio, cuáles son las razones de esto y aprender a no reaccionar con temor y desprecio, que se pueda ir más allá de las reacciones automáticas inscriptas en la conciencia de la humanidad.

Hacia un nuevo paradigma
Mi convicción es que este es el tiempo en que todas estas ideas y sensaciones tan antiguas se van a desplomar. Uno no suele pensar que recién en la década del ‘60 una gran parte de la comunidad, por primera vez, se rebeló a que sus hijos varones fueran a la guerra. Un millón de años de orgullo, de identidad natural: si soy varón estoy hecho para ir a la guerra, nací para matar por mi tribu, por mi civilización. Es la primera vez que desertar fue algo honorable. En la misma época, el lado femenino se pudo comenzar a independizar de la programación básica de procrear, surgió la pastilla anticonceptiva, las mujeres del planeta pudieron comenzar a revisar dentro suyo si querían o no procrear. Esta posibilidad a gran escala de registrar, de problematizar si voy a procrear o no es tremendamente reciente.

Yo creo que cuando uno es joven se debate entre dos tendencias muy grandes: sentir que tengo que ocupar un lugar en el mundo y que ese mundo ya está construido, y hay que ubicarse, y por otro lado la clara conciencia de que eso que está construido no está bien construido, y que ese tener que ubicarse en esa construcción que no está bien hecha es una carga tremenda. En principio uno tiene una fuerte tendencia a rebelarse. Ser joven hasta ahora es esa oscilación entre ubicarse y rebelarse. Yo creo que exige mucha madurez poder cuestionar lo construido a fondo, sin rebelarse.

Por lo general la rebelión es pasar a un opuesto, es tomar una posición que ya está construida, que algún otro construyó. Empiezan a ser peleas entre construcciones del mundo. Si de algo puede servirles mi experiencia como ex-joven, yo creo que lo que está muy confundido no es una posición ideológica, un conjunto de ideas, sino que la mente humana está muy confundida. La conciencia humana aún es muy precaria. Creo que es muy importante que haya muchísimos jóvenes que tengan la fuerza suficiente como para atreverse a cuestionar la conciencia humana. Darse cuenta de cómo hemos construido el mundo, con qué miedos, con qué terrores, con qué ilusiones, con qué patrones construimos. Porque esos patrones inevitablemente llevan al conflicto. Creo que el planeta Tierra no puede soportar en los próximos cien años el mismo tipo de conflictos viene soportando. No puede soportar que un grupo se proponga aniquilar a otro grupo, porque ya el costo no es para esos grupos, el costo es para toda la humanidad, para todo el planeta.

Necesitamos desarrollar inteligencia vincular
Necesariamente tiene que surgir una sensibilidad diferente. Esto que yo llamaba inteligencia vincular, quiero decir ser capaces de vincularse con claridad con seres diferentes. Y no crear la ilusión de que vemos todo de la misma manera. Uno sabe que no ve todo de la misma manera ni siquiera con el ser que dice amar. No somos iguales. Todos sabemos que no estamos diciendo lo mismo. Ya el hecho de ser varones o mujeres implica códigos diferentes. Varón chino, mujer sueca: uno puede imaginar la aventura de ese encuentro. De hecho la evolución va a provocar que nos mezclemos todos y en esa mezcla vamos a tener que aprender a decodificar los misteriosos códigos de los otros que no sabemos decodificar.

Algo se está complejizando en nosotros, quizás no nos demos cuenta que ya está sucediendo. Ya por ejemplo la típica insatisfacción amorosa que tiene nuestra civilización que supuestamente no tenían nuestros bisabuelos, que no cuestionaban estas diferencias de código, nos damos cuenta de que hay una diferencia de código entre hombres y mujeres, y esto nos tiene locos, porque no hemos descifrado estos códigos y cómo se acoplan.

Hay patrones vibratorios que van a hacer que el cambio se produzca. Hay algo que me hace optimista que es la astrología. La astrología dice que cíclicamente cambian las condiciones estructurales de todo el planeta. En el mismo sentido en que de pronto termina el invierno y comienza la primavera, un cambio de estación. Algo está destinado a desaparecer porque ya no es su tiempo, no es que sea ni bueno ni malo, no es más su tiempo. En ese sentido es que está mucho más abierta, que reconoce lo diferente.
Bueno, básicamente eso es lo que quería plantearles para discutirlo, analizarlo”.
Eugenio Carutti 
Vídeos en youtube: Eugenio Carutti Conversacion con jovenes
https://www.youtube.com/watch?v=wJGie6a81Vc
¿Quieres escuchar audios que ayudan a Despertar y Crecer? en el sig. link:
https://www.youtube.com/c/Mar%C3%ADaGuadalupeButtera
https://despertarycrecer.blogspot.com.ar/p/audios.html


Ejercicios Liberadores:

Ejercicios que empoderan:

Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera: