miércoles, 30 de septiembre de 2015

¿QUE PASA CUANDO LOS HIJOS SE VAN? María Guadalupe Buttera y Mariela Solano

LA MUERTE Y LA CONCIENCIA

"La prueba del Cielo", Dr. Eben Alexander
La mayoría de las experiencias cercanas a la muerte registradas se producen cuando el corazón de una persona ha permanecido parado durante un tiempo. 
En estas ocasiones, el neocortex se desactiva temporalmente, pero no suele sufrir demasiados daños (siempre que se restaure el flujo de sangre oxigenada en menos de cuatro minutos aproximadamente). 
En mi caso, el neocortex se había desconectado del todo.
Entré en la realidad de un mundo de conciencia que era completamente ajeno a las limitaciones de mi cerebro físico. 
Podría decirse que la mía fue la experiencia cercana a la muerte perfecta. 
Como neurocirujano con varias décadas de experiencia tanto en investigación como en cirugía, estaba en una posición privilegiada para juzgar, no sólo la veracidad  de lo que me estaba sucediendo, sino también todas sus implicaciones. 
Eran una implicaciones de una magnitud indescriptible. 
Lo que me reveló mi experiencia, es que la muerte del cuerpo y del cerebro no supone el fin de la conciencia, que la experiencia humana continúa más allá de la muerte. 
Dr. Eben Alexander

domingo, 27 de septiembre de 2015

El amor humano es un gran encuentro. Y sólo es amor si de él surge el crecimiento; si no, ¿qué clase de amor es ese?.

“Cuando estás las veinticuatro horas con una persona, hombre o mujer, llegas a conocer todos sus defectos: todo lo bueno y todo lo malo, todo lo bonito y todo lo feo, todo lo que es como un rayo de luz y todo lo que es como la noche oscura. Llegas a conocer a la persona por completo. El amor es lo bastante fuerte como para amar al otro conociendo todos los defectos, limitaciones y flaquezas a las que un ser humano está inclinado. Pero el amor ficticio no es lo bastante fuerte. Sólo puede amar a una mujer sobre la pantalla de cine. Sólo puede amar a una mujer en una novela, sólo puede amar a una mujer en poesía. Sólo puede amar a una mujer como a una estrella distante, lejana. Sólo puede amar a una mujer que no sea real.

El amor es una dimensión completamente diferente: es enamorarse de la realidad. Sí, la realidad tiene defectos, pero esos defectos son retos para crecer. Cada defecto es un reto para trascenderlo. Y cuando dos personas están realmente enamoradas, se ayudan a crecer entre sí... Se ayudan entre sí, se sostienen entre sí. En los buenos y en los malos tiempos, en los momentos de felicidad y en los momentos de tristeza, van juntos, están implicados. Eso es la implicación.

Si yo sólo estoy contigo cuando tú estás feliz y no cuando estás infeliz, eso no es implicación; eso es explotación... Entonces yo no te amo. Yo sólo me amo a mí mismo, sólo amo mi placer. Cuando tú eres agradable, bien; cuando te vuelves doloroso me desharé de ti. Eso no es amor, eso no es implicación, eso no es compromiso. Eso no es respeto por la otra persona...

...El amor humano es un gran encuentro. Y sólo es amor si de él surge el crecimiento; si no, ¿qué clase de amor es ese?.

Los amantes se intensifican entre sí, en todos los sentidos. Los amantes alcanzan la cumbre más alta de la felicidad cuando están juntos, y también alcanzan las más profundas simas de tristeza cuando están juntos. Su campo de felicidad y tristeza se vuelve inmenso: eso es el amor...

...Dos personas juntas, juntas en todos los climas (día y noche, verano e invierno), en todos los humores, crecen.

El árbol necesita todos los climas y todas las estaciones. Sí, necesita el verano de calor ardiente y el invierno helado. Necesita la luz del día, el sol cayendo sobre él, y necesita el silencio de la noche para poder cerrarse en sí mismo y ponerse a dormir. Necesita silencio, días alegres y gozosos, y también necesita días nublados. Crece a través de toda esa dialéctica.

El amor es una dialéctica. Solo no puedes crecer. Recuerda siempre cuando estés enamorado no eludir el compromiso, no eludir la implicación. Entra en ello totalmente. No te quedes en la periferia dispuesto a escapar si las cosas se ponen complicadas.

Y el amor también es un sacrificio. Tienes que sacrificar mucho... tu ego. Tienes que sacrificar tu ambición, tienes que sacrificar tu intimidad, tienes que sacrificar tus secretos; tienes que sacrificar muchas cosas. Por eso estar en un amor romántico no necesita sacrificio. Pero cuando no hay sacrificio no hay crecimiento.

El amor te cambia casi por completo; es un nacimiento nuevo. Nunca serás la misma persona que eras antes de amar a una mujer o a un hombre. Has pasado a través del fuego, estás purificado. Pero se necesita coraje”.

Osho, La transformación tántrica. El lenguaje del amor   

lunes, 21 de septiembre de 2015

Según desde qué Punto de Vista observamos, vemos algo diferente...

A veces uno se cuenta un cuento y se lo cree, pero mirando desde otro punto de vista, se puede ver diferente también, se puede Despertar y Crecer...

El bosque era mi hogar. Yo vivía allí y me gustaba mucho. Siempre trataba de mantenerlo limpio y ordenado. Cuando...
Un día soleado mientras estaba recogiendo la basura dejada por unos excursionistas, sentí pasos. Me escondí detrás de un árbol y vi venir a una niña vestida en forma muy divertida, toda de rojo y con su cabeza cubierta, como si no quisiera que la vieran. Naturalmente, me puse a investigar. Le pregunté quien era, a dónde iba, de dónde venía, etc. Ella me dijo, cantando y bailando, que iba a casa de su abuelita con una canasta para el almuerzo. Me pareció una persona honesta, pero estaba en MI bosque y ciertamente parecía sospechosa con esa ropa tan extraña. Así que decidí darle una lección y enseñarle lo serio que es meterse en el bosque sin anunciarse antes y vestida en forma tan extraña. Le dejé seguir su camino, pero corrí a la casa de su abuelita. Cuando llegué vi a una simpática viejita y le expliqué el problema y ella estuvo de acuerdo en que su nieta merecía una lección. La viejita estuvo de acuerdo en permanecer oculta hasta que yo la llamara. Y se escondió debajo de la cama.
Cuando llegó la niña, la invité a entrar al dormitorio donde estaba acostado, vestido con la ropa de la abuelita. La niña llegó sonrojada y me dijo algo desagradable acerca de mis grandes orejas. He sido insultado antes, así que traté de ser amable y le dije que mis grandes orejas eran para oírla mejor. Me gustaba la niña y trataba de prestarle atención, pero ella hizo otra observación insultante acerca de mis ojos salidos. Ustedes comprenderán que empecé a sentirme mal; la niña tenía una bonita apariencia pero era muy antipática. Sin embargo, seguí la política de poner la otra mejilla, y le dije que mis ojos me ayudaban a verla mejor. Su siguiente insulto si que me encolerizó. Siempre he tenido problemas con mis dientes tan grandes, pero esa niña hizo un comentario muy desagradable. Sé que debía haberme controlado pero salté de la cama y le gruñí enseñándole mis dientes y le dije que eran grandes para comerla mejor.
Ahora seamos serios; ningún lobo puede comerse a una niña. Todo el mundo lo sabe, pero esa niña loca empezó a correr alrededor de la habitación gritando, y yo también corría detrás de ella tratando de calmarla. Como tenía puesta la ropa de la abuelita, me la saqué, pero fue peor, de repente la puerta se abrió y apareció un leñador con un hacha enorme. Yo lo miré y comprendí que corría peligro, así que salté por la ventana y escapé.
Me gustaría decirles que éste es el final de la historia, pero, desgraciadamente no es así, pues la abuelita jamás con tó mi parte de la historia. Y no pasó mucho tiempo sin que se corriera la voz de yo era un lobo malo. Y todo el mundo empezó a evitarme.
No se que le pasaría a esa niña antipática y vestida en forma tan rara, pero yo nunca más pude ser feliz...


¿Ha experimentado una situación en que has pensado de una manera y luego has cambiado de opinión al escuchar el punto de vista de la otra persona?
Reflexiones relacionadas: 
http://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2015/09/percibimos-la-realidad-traves-de.html
http://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2011/01/todo-en-nuestra-vida-es-transitorio.html


Ejercicios Liberadores:

Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera:
https://sanpablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera&Buscar=Buscar
https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1 


jueves, 17 de septiembre de 2015

Percibimos la Realidad a través de nuestro filtro mental

Los ciegos y el Elefante
Érase una vez seis hombres sabios que vivían en una pequeña aldea.
Los seis sabios eran ciegos. Un día alguien llevó un elefante a la aldea. Los seis sabios buscaban la manera de saber cómo era un elefante, ya que no lo podían ver.
"Ya lo sé", dijo uno de ellos. "¡Palpémoslo!". "Buena idea", dijeron los demás. "Ahora sabremos como es un elefante". Así, los seis sabios fueron a "ver" al elefante. El primero palpó una de las grandes orejas del elefante. La tocaba lentamente hacia adelante y hacia atrás. "El elefante es como un gran abanico", gritó el primer hombre. El segundo tanteó las patas del elefante. "Es como un árbol", exclamó. "Ambos estáis equivocados", dijo el tercer hombre. "El elefante es como una soga". Éste le había examinado la cola.
Justamente entonces el cuarto hombre que examinaba los finos colmillos, habló: "El elefante es como una lanza".
"No, no", gritó el quinto hombre. "Él es como un alto muro", había estado palpando el costado del elefante. El sexto hombre tenía tomada la trompa del elefante. "Estáis todos equivocados", dijo. "El elefante es como una serpiente".
"No, no, como una soga".
"Serpiente".
"Un muro".
"Estáis equivocados".
"Estoy en lo cierto".
Los seis hombres se ensalzaron en una interminable discusión durante horas sin ponerse de acuerdo sobre cómo era el elefante.


Cada hombre podía "ver" en su mente sólo lo que podía sentir con sus manos. Como resultado cada uno se reafirmaba en que el elefante era como él lo sentía. Ninguno escuchaba a los otros.
Esos hombres estaban inmersos en un conflicto basado en la percepción (lo que creían "ver").

La Realidad y nuestra percepción
Cuando estamos dormidos, creemos que aquello que percibimos, eso es la realidad. Pero cuando comenzamos un trabajo de conocimiento de uno mismo, a partir de la auto observación en medio de los vínculos de nuestra vida cotidiana, podemos ir dándonos cuenta que tenemos un filtro mental que actúa en medio de la realidad y nuestra percepción de la misma.

(1)
Según como sea de flexible y amplio nuestro filtro mental, podremos abrirnos a una mirada más amplia de la realidad. Por el contrario, cuando hay rigidez y estrechez, será más limitada y deformada la percepción de la realidad. 

Entonces, miramos a través de experiencias del pasado, proyectando en el aquí y ahora, las creencias, pensamientos, traumas o heridas emocionales del pasado. Contactamos con la realidad a partir de lo percibido a través de estos filtros. 
Por ejemplo: si hay miedos acumulados, veré amenazas por todas partes. Si me creo "superior" a otros, me relacionaré desde ese lugar. Si me creo inferior otro/s, me relacionaré desde allí. Mientras uno crea que "eso es", se identifique con eso que "cree que es" (pensamientos, creencias, emociones) la realidad permanecerá distorsionada.
  
Además, a partir de lo que percibimos de la realidad de otras personas, de su modo de "ser en el mundo", podemos darnos cuenta de nuestros propios filtros. 
Por ejemplo, veo una mujer vive sola y que es independiente económicamente, y puedo darme cuenta que existe en mi el filtro que dice (a modo de creencia heredada, inconsciente) que "a una mujer la debe sostener económicamente un marido". Esta creencia filtrará la búsqueda de una pareja a partir de hombres que estén disponibles de mantener económicamente a una mujer, limitando y obstaculizando la búsqueda, la adaptación activa en la realidad aquí y ahora; pues sabemos que hace décadas esto era posible pero hoy cada vez hay menos hombres dispuestos a sostener económicamente a sus mujeres. 
(2)
Entonces, despertar implicará comenzar a observar estos programas y elegir soltar aquellos que nos limitan hoy, entregarlos al campo del Espíritu de Vida; y abrirnos a recibir de él, nuevas comprensiones que nos ayuden a leer la realidad aquí y ahora, y nos permitan adaptarnos activa y creativamente a esta realidad cambiante. 
Uno de estos programas que resulta limitante y enfermante, es el creerse víctima de la situación, del otro, de la sociedad, etc.; creer que nada podemos hacer, es sumamente paralizante. Cada uno, desde su lugar, puede aportar a la evolución de la humanidad, haciéndose cargo de si mismo, como adulto, con responsabilidad de llevar a cabo su propósito en esta experiencia humana que vinimos a experimentar aquí. 

(1) y (2) imagenes extraídas del libro "El poder de elegir", de Annie Marquier. Ediciones Luciérnaga.

Ejercicios Liberadores:

Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera:
https://sanpablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera&Buscar=Buscar

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1 

En AMAZON.COM los encuentras en este link;
http://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss?url=search-alias%3Daps&field-keywords=maria+guadalupe+buttera

sábado, 5 de septiembre de 2015

¿Donde ponemos nuestra mirada?, ¿dónde enfocamos nuestra energía vital?

Toda conducta tiene sus consecuencias. 
Cuando elijo mirar y criticar lo que rechazo, le otorgo fuerza y poder a aquello que rechazo. 
Así, ese campo de energía crece.

Cuando elijo mirar y apreciar aquello que deseo que crezca, le otorgo  fuerza y poder a aquello que deseo que crezca. 
Así, ese campo se hará cada vez más grande y más fuerte.  
Ahora que lo sabemos, ¡a elegir con responsabilidad donde enfocamos nuestra energía vital! Pues esta energía vital no es inagotable, por ello, es esencial que aprendamos a gestionarla con responsabilidad.

Puedes comenzar contigo mismo, y observar dónde enfocas tu mirada: ¿en tus dones y talentos?, ¿en tus fortalezas y habilidades?; ¿en lo mejor (no ideal) que hay en ti?; o en tus defectos?
Cuando miras a tu pareja, ¿miras lo que te agrada o lo que no?, y a tus hijos, ¿cómo los miras? ¡Recordemos que "lo que uno mira crece"!

Podemos elegir comenzar a desarrollar la habilidad de mirar aquello que apreciamos y deseamos ver crecer en nosotros, en otros, en el mundo, y elegir accionar desde allí, asumiendo nuestra parte con responsabilidad; entonces, estaremos contribuyendo a que ese campo energético crezca más y más. 
Educar nuestra mirada es conducirla hacia aquello que deseamos que crezca. 
LO QUE UNO MIRA, CRECE.
Nuestra mente y nuestra vida son como un campo: recogeremos lo que hayamos sembrado. 
Los pensamientos, palabras y acciones virtuosas, son semillas de felicidad.
Por el contrario, el rechazo, resentimiento, la crítica, son semillas de sufrimiento. ¿Qué elegimos sembrar hoy, en nuestras vidas?

TRABAJO PERSONAL
Respiro consciente y profundamente, tomando nueva energía del Campo del Espíritu creador. 
Declaro desde mi estado adulto, con firmeza, cada día y cada vez que lo recuerdo o me observe a mi mism@ enfocad@ en aquello que rechazo o critico:
ELIJO ENFOCAR MI MIRADA EN LO MEJOR QUE HAY EN MI; EN OTROS; EN TODO. 

ELIJO INSTALAR EN MI LA HABILIDAD DE ENFOCAR LA MIRADA EN LO MEJOR, en AQUELLO QUE DESEO QUE CREZCA.

ELIJO INSTALAR EN MI PENSAMIENTOS POSITIVOS.

ELIJO DAR LO MEJOR DE MI.

Dirigiendo mi mirada al Espíritu Creador:
Gracias, Por favor, Sí.

Ejercicios Liberadores:

Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera: https://sanpablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera&Buscar=Buscar

martes, 1 de septiembre de 2015

Soltar las creencias limitantes

Revisar algunas creencias antes de seguir de un modo automático...

Había una madre que cuando cocinaba el peceto le cortaba las puntas. 
Un día la hija le preguntó porqué cortaba así el peceto, y la madre le dijo: 
- ¿Pero hija no sabes?, al peceto se le cortan las puntas para que salga mejor, mi madre lo hacia así, mi abuela también, viene de generaciones, se hace así.
La hija no conforme con la explicación, llama a la abuela y le pregunta si es real que para que el peceto salga más rico hay que cortarle las puntas; a lo que la abuela largó una carcajada y le dijo: 
-Pero querida, cuando yo llegue de Italia, la única fuente que tenia era bastante pequeña, con lo cual, el peceto solo me entraba en la fuente si le cortaba las puntas...

En nuestra familia y en las instituciones que vamos recorriendo en nuestra vida, vamos aprendiendo las formas de pensar, de relacionarnos; y desde estos esquemas miramos la realidad en la que actuamos. 

Así como nos indigestamos si ingerimos alimentos "vencidos", de la misma manera indigestamos nuestro mundo interior si "ingerimos" ideas, pensamientos y creencias que ya están vencidas. 
Vigila tus pensamientos, porque se convierten en palabras.
Vigila tus palabras, porque se convierten en actos.
Vigila tus actos, porque se convierten en hábitos.
Vigila tus hábitos, porque se convierten en carácter.
Vigila tu carácter, porque se convierte en tu destino.
M. Gandhi
Hoy es tiempos de soltar las creencias limitantes ("yo no valgo..., no merezco...necesito ayuda p/poder sobrevivir....etc etc"), que operan sin que seamos conscientes... y abrirnos a nuevas creencias q expanden ntra vida: "YO SOY PROSPER@, YO SOY HONEST@, YO SOY VERDAD, YO SOY VIDA; YO SOY HIJO DE DIOS CREADO A SU IMAGEN y SEMEJANZA.... YO PUEDO, YO SOY ESENCIA DIVINA YO SOY.... NOSOTROS PODEMOS... " tiempos de "Despertar y Crecer". 

En síntesis:
Tiempos de sustituir las creencias por ELECCIONES EN EL PRESENTE. 
¡Asi sea!

Y creó Dios al hombre, a su imagen.

SER FELIZ...

Me llegó este mensaje a través de un mail, desconozco el autor, y sintonizo con el mensaje; por ello lo comparto: 
Puedes tener defectos, estar ansioso y vivir irritado algunas veces, pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.
Solo tu puedes evitar que ella vaya en decadencia.
Hay muchos que te aprecian , admiran y te quieren.
Me gustaría que recordaras que ser feliz, no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.
Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.
Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.
No es apenas conmemorar el suceso, sino aprender lecciones en los fracasos.
No es apenas tener alegría con los aplausos, sino tener alegría en el anonimato.
Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones, y períodos de crisis.
Ser feliz no es una fatalidad del destino, sino una conquista para quien sabe viajar para adentro de su propio ser.
Ser feliz es dejar de ser víctima de los problemas y volverse actor de la propia historia.
Es atravesar desiertos fuera de si, mas ser capaz de encontrar un oasis en lo recóndito de nuestra alma.
Es agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida.
Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.
Es saber hablar de si mismos.
Es tener coraje para oír un "no".
Es tener seguridad para recibir una crítica, aunq sea injusta.
Es besar a los hijos, mimar a los padres, tener momentos poéticos con los amigos, aunque ellos nos hieran. 
Ser feliz es dejar vivir a la criatura libre, alegre y simple, que vive dentro de cada uno d nosotros.
Es tener madurez para decir "me equivoqué."
Es tener la osadía para decir "perdóname." 
Es tener sensibilidad para expresar "te necesito."
Es tener capacidad de decir "te amo."
Que tu vida se vuelva un jardín de oportunidades para ser feliz...
Que en tus primaveras seas amante de la alegría.
Que en tus inviernos seas amigo de la sabiduría.
Y que cuando te equivoques en el camino, comiences todo de nuevo.
Pues así serás mas apasionado por la vida.
Y descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta.
Sino usar las lágrimas para regar la tolerancia.
Usar las pérdidas para refinar la paciencia.
Usar las fallas para esculpir la serenidad.
Usar los obstáculos para abrir las ventanas d la inteligencia.
Jamás desistas....
Jamás desistas de las personas que amas.
Jamás desistas de ser feliz, pues la vida es un espectáculo imperdible.

«Quedaban asombrados de su doctrina, porque hablaba con autoridad»

Lc 4,32