lunes, 30 de abril de 2012

Honrar lo que fue... tal y como fue...


Si nuestros padres o abuelos han tenido un destino difícil, a veces nos pasa que se nos hace difícil poder disfrutar plenamente nuestra vida, porque nos sentimos culpables de tener mejores condiciones de vida que ellos.

¿Qué hacemos entonces?

Honrar el destino de nuestros padres o abuelos tal y como fue, tal y como es, honrar con todo nuestro corazón, para poder, después, dejar el pasado atrás y sacar provecho de la Vida que nos han transmitido, haciéndonos responsables de nuestros logros y errores, asumiendo lo que nos toca en nuestro camino por la Vida.

viernes, 27 de abril de 2012

Para avanzar en el camino propio...

Nuestra alma necesita sentir y honrar la pertenencia a nuestra familia, y a la vez, autonomía para seguir el camino propio…

Claves para avanzar en el camino propio:

-Re-conectar con uno mismo,

-Conocer, aceptar y honrar la propia historia familiar tal como fue,

-Mantener el orden en el sistema humano al que pertenezco (hija/o frente a mis padres, pareja de mi pareja, madre-padre de mis hijos, etc..Ver ejercicio Ocupar nuestro lugar de hijos frente a nuestros padres, de la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html)

-Soltar y renunciar a lo que no nos permite avanzar,

-Des-cubrir los propios dones y talentos y ponerlos a trabajar.

¡Adelante!

«Yo soy el pan de la vida»

miércoles, 25 de abril de 2012

Una madre madura y sana

Deja que sus hijos crezcan libremente...


Cuidado las que somos madres con el abuso emocional... nuestros hijos necesitan nuestra bendición para poder hacer su propio camino... si nosotras no los soltamos, ellos no se van... o se van y luego suelen regresar... ¡y así no son felices!




Cuando una mujer padece hambre emocional, y la pareja ya no está dispuesta a responder sus demandas afectivas insaciables, al devenir en madre el hijo será el bocado perfecto...


Para un niño no hay nada más importante que su madre... si percibe que su madre necesita que la mire, le dé la razón, la cuide, la proteja, y la haga sentir orgullosa, ese hijo, por supuesto, lo hará... pero, ¿podrá mirar hacia adelante? ¿hacia la vida?


Si cuando nos convertimos en madres aún no sanamos ntra niña interior herida, ntro hijo/a -que debería llegar al mundo para ser protegido y amparado por nosotras, sus madres- se verá obligado a proteger nuestros aspectos más infantiles...


Registrar la dimensión de nuestro hambre emocional y saber si estamos devorando a un otro...

Para reflexionar
El Padre Mamerto Menapace, en “El Aeropuerto”, cuenta de aviones, quienes mientras están en proceso de creación deben ser protegidos en los hangares preparándose para una misión: volar; y el aeropuerto tiene pistas porque los aviones fueron creados para volar y si no cuentan con suficiente pista nunca lo lograrán, pero después el aeropuerto es también importante porque es el lugar de aterrizaje y el punto de referencia para llegar a destino, y los hangares el lugar donde regresan a mantenimiento, a reparación, para luego seguir volando.

“...los avioncitos no fueron creados para quedarse en el hangar, su misión es desprenderse de la tierra y ganar altura...”

Trabajo Personal
Para darle fuerza a tu hijo/a, puedes hacer la siguiente visualización:
Le ves a él y a su destino.
Sólo miras su destino.
Inclinas la cabeza ante su destino.
Y dices las frases siguientes:
“Sí, asiento a su destino como es.
Gracias por su destino como es"
Miras más allá, a lo lejos, a la Luz de la Vida.... te sientes impregnada por esta Luz..... todo tu cuerpo recibe esa Luz...... y comienza a irradiarla..... le dices a la Luz de la Vida:
GRACIAS...POR FAVOR... SI...

sábado, 21 de abril de 2012

Entrevista de María Guadalupe Buttera en Radio María Argentina

Programa EntreNosotros, del día viernes 20 de abril de 2012, sobre el libro publicado conjuntamente con el Dr. Roberto F. Ré: "El Arte de ConVivir", Ed. San Pablo:









"Vosotros sois testigos de estas cosas..."
Lc 24, 48

«La paz con vosotros...»
Lc 24, 36

«Abrió sus inteligencias 
para que comprendieran las Escrituras» 
Lc 24,45

En momentos de adversidad...

Estas palabras de la Virgen María de Guadalupe a Juan Diego, alivian y llenan de fuerza de vida:



“Oye y ten entendido, hijo mío el más pequeño,
que es nada lo que te asusta y aflige,
no se turbe tu corazón,
no temas esa enfermedad,
ni otra alguna enfermedad y angustia.
¿No estoy yo aquí que soy tu Madre?
¿No estás bajo mi sombra?
¿No soy yo tu salud?
¿No estás por ventura en mi regazo?
¿Qué más necesitas?
No te apene ni te inquiete otra cosa;
no te aflija la enfermedad...”

El Espíritu Santo nos dice en las escrituras :
"No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle y den las gracias también.
Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús."
Filipenses 4,6-7
“…pidan y se les dará…”
Lc 11,9

Amén!! Gloria a Dios!!
Gracias Padre x todo, tanto lo bueno como lo adverso, sé que detrás de todo tú estás obrando.
Toda tuya.
Amén

"POR MUY LARGA QUE SEA LA TORMENTA
EL SOL VUELVE A BRILLAR ENTRE LAS NUBES"

viernes, 20 de abril de 2012

Ante el caos...

Tenemos dos posibilidades: autodestruirnos o recrearnos


Ante el caos tenemos dos posibilidades, autodestruirnos o recrearnos en un nivel superior de conciencia, en sintonía con los valores superiores del corazón: amor, cooperación, solidaridad, respeto, fraternidad, paz, compasión, bondad. Valores estos que existen en el espíritu humano.


Hoy resulta cada vez más difícil no atender el llamado de la Naturaleza de renovarnos, en el que se nos invita a sintonizar con los ecos del equilibrio natural, lo cual, inevitablemente, se traducirá en un inmejorable resultado: el florecer.


Caos = 2 posibilidades =  


-Autodestruirnos y desaparecer del entorno,
                                                                                
                                                                            o

-Re-crearnos = Nuevo estado de Conciencia = Evolución


Del caos a un nuevo orden... más evolucionado...


Soplan aires de cambio.
Todo depende del estado de conciencia.
Si se trabaja en función del egoísmo y la búsqueda de poder, tendremos dificultades.
Si se trabaja con sabiduría y en actitud de servicio, entonces nos dirigimos hacia la abundancia.

«El que quiera llegar a ser grande entre vosotros,
será vuestro servidor»
Mt 20, 26

miércoles, 18 de abril de 2012

Cada uno tiene un camino de crecimiento particular…

Respetar sin querer cambiarlos es Amor Grande y Maduro

Para el amor del Espíritu Creador todo está bien.

Cada uno tiene un camino de crecimiento particular… respetar sin querer cambiarlos, aún cuando no compartas sus creencias, es el parte del Camino del Amor…


¡Un desafío personal para poner en práctica! Adelante! ;)

«Vivo, pero no yo, sino que es Cristo quien vive en mí»
Gal 2,20

martes, 17 de abril de 2012

Hoy estoy de cumpleaños, agradezco a Dios, a mis padres, a todos!

¡Celebro el milagro mas grande!:
 la Vida.
¡GRACIAS!

Hoy celebro mi aniversario de vida y lo maravilloso que recibo cada día.

Gracias mamá, Gracias papá. Gracias Padre!


¡Qué maravilla Vivir! ¡Gracias! ¡Si!

«Tenéis que nacer de lo alto»

lunes, 16 de abril de 2012

Crecer implica dar nuevos pasos...

Mirar dónde estamos parados…
Animarse…
Tomar la Vida tal y como fue...
Tal y como es...
Honrar...
y Dar pasos hacia Adelante...


Cambios profundos suceden en nuestro interior cuando podemos aceptar y agradecer todo como es, y especialmente a nuestros padres:

Gracias...

Por Favor...

Sí...


«Aquí estoy para hacer tu voluntad»
Heb 10,9

domingo, 15 de abril de 2012

Regresar a Nuestro Origen: El Amor




Ama como si nunca te hubieran herido ♥ 
Ama porque tu esencia es amor ♥ 
Ama en cada respiración y de paso sana tu vida ♥ 
Louise Hay

«El que no nazca de lo alto no puede ver el Reino de Dios»
Jn 3,3

sábado, 14 de abril de 2012

Cuando nos vinculamos a una pareja

ya no nos podemos plantear las cuestiones de nuestra vida cotidiana como lo hacíamos cuando estábamos solos

Para poder sostenerse en el tiempo, una pareja necesita mantener un intercambio entre dar y recibir.

Si uno de los integrantes de la pareja solo busca recibir en ese vínculo y le cuesta dar al otro, la frase sanadora podría ser:

"no quiero dar, sólo quiero recibir, quiero que hagas de mamá conmigo”-

¿Cómo te sientes con tu pareja? ¿De igual a igual? ¿Puedes honrar a tu madre y a la madre de tu pareja? ¿Puedes honrar a tu marido/mujer tal y  como es, y a su destino también?

-“Acepto y honro lo que nos guía juntos. Acepto y honro lo que te guía a ti. Acepto y honro lo que me guía a mí, aun cuando esto nos pueda separar”

«sus ojos se abrieron»
Lc 24, 31

Cuando uno está en pareja se reduce libertad (de hacer no de ser); 
y al mismo tiempo se completa algo en lo profundo.

La pareja es un nuevo estado, donde ya no se es sólo uno, sino dos.
En tus palabras, en tus acciones, ahora van dos: tu y tu pareja.

jueves, 12 de abril de 2012

Sobre la venganza con amor...

Que nos enseña Bert Hellinger*

Bert Hellinger habla de la "venganza con amor"; como necesaria para mantener el equilibrio en las relaciones.
Además, desde esta perspectiva ni el culpable se siente inferior ni el que "perdona" se siente superior por ser tan bueno que lo perdona; y por lo tanto, en el fondo, mejor que el otro (el culpable).

Ahora bien, ¿a qué se refiere Hellinger con la "venganza con amor"?

La venganza con amor es: si me dan o me hacen algo bueno; yo doy lo mismo y un poquito más; y si me hacen algo malo yo doy lo mismo pero un poquito menos... ¡acá está el secreto!

Cuando damos un poquito de lo malo, pero menos; se re-establece el equilibrio y das la posibilidad al otro de volver a dar algo bueno y así seguir creciendo en amor; mientras que si la venganza es: lo malo y un poco más... caemos en la espiral descendente donde no hay un límite y no hay reconciliación posible.

Cuando miramos las cosas desde esta perspectiva humana, nos ponemos al mismo nivel de la otra persona, como iguales, como tan buenos y tan malos... Siempre con la mirada del amor y de la igualdad que forma unidad; mas no uniformidad.

Es humano tener la necesidad de restituir un daño que te han causado; lo importante y valioso para Despertar y Crecer es verlo con Amor, y también dejar de utilizar las experiencias y la vida de los otros para sentirnos ofendidos.

*Bert Hellingert, filósofo alemán, ha descubierto aspectos esenciales de las relaciones humanas que permiten superar muchas limitaciones de nuestro amor. Actualmente, él le llama "Hellinger Sciencia" como una nueva ciencia de relaciones humanas.

martes, 10 de abril de 2012

La enfermedad aparece...

cuando evadimos una verdad interior…

La enfermedad aparece cuando evadimos una verdad interior…

La enfermedad es una información que nos falta ver y encontrarla tiene la llave de nuestra evolución...

A veces se trata de lealtades inconscientes... Por ejemplo: decimos "como vos mamá"... o "yo en tu lugar".... "yo por ti".... liberarse implica hacer consciente estas cuestiones ocultas... y romper la poderosa fidelidad a la historia familiar... ¡un verdadero desafío!

La enfermedad está al servicio de la Vida…guiándonos para que digamos “Sí a la vida tal y como es… Sí a todos tal y como son…” y así… sanarnos.

Detrás de cada vivenca movilizante hay algo que aprender... si pasamos la prueba, evolucionamos.... si no.... ¡se repite hasta que lo hagamos!

Observar… resonar…. Sanar a través de la mirada…

Crecer implica dar nuevos pasos...

Mirar dónde estamos parados… Animarse… y dar pasos hacia adelante... hacia la VIDA!

«No tengáis miedo» Mt 28,10

"Todo es para bien" Rom 8, 28

Para ampliar recomiendo la lectura del libro "El Secreto de Aceptar":
http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

Visualización sobre la enfermedad
Bert Hellinger, Oaxaca 2003
Entra a tu cuerpo y siente donde hay algo que requiera tu atención. Algo que podría sentirse excluido y algo que podrías sentir no integrado en tu alma. Puede ser una enfermedad ...o un dolor o una discapacidad. Lo que sea. Y vas con cada uno y lo observas como si fuera una persona.
Observas en qué dirección mira esta persona y también miras en la misma dirección y esperas y observas.
Puedes mirar con curiosidad y decir:
-ahora quiero conocerte,
-ahora quiero honrarte,
-ahora quiero mostrarte mi amor.
Entonces, tu enfermedad o discapacidad o sufrimiento podría caminar hasta esa persona y llevar a esa persona hasta ti. Y permaneces pequeño frente a esa persona, esto es muy importante.
Mirás a esa persona y le decís:
-por favor.
Entonces podes mirar ciertos acontecimientos de tu vida que tal vez te lastimaron o en los que te enojaste con alguien o con algo y ves acontecimientos en los que eras culpables y no quieres mirar o aceptar y los miras como mirarías a una persona.
Y abrís tu corazón para cada uno de ellos y decís:
-sí, ahora asiento a ello tal como fue y asiento a las consecuencias y asiento al regalo, a la fuerza que vino de este evento, ahora estaré contigo en paz.

Diccionario de las Enfermedades Emocionales
http://www.sanateysana.com/diccionarioemocional.html#_ÍNDICE

lunes, 9 de abril de 2012

Jesús, con su resurrección, corrió la piedra que cerraba nuestro sepulcro...


Jesús, con su resurrección, corrió la piedra que cerraba nuestro sepulcro y nos llama como a Lázaro,
diciéndonos: "¡¡¡ Levántate y sal fuera !!!".

Nos llama a salir a LA VIDA,

nos llama a salir a LA LUZ,

nos llama a salir del sepulcro en el que muchas veces nos quedamos dormidos,

nos llama a salir de la muerte,

nos llama a salir de la indiferencia, a salir de la tristeza, a salir de nuestros encierros,

a salir de nuestras quejas,

a salir de nuestra vanidad,

a salir de nuestra pereza , desorden e indecisión,

a salir de nuestros lamentos y reproches por situaciones vividas que nos encadenan al pasado;

nos llama a salir del resentimiento y del prejuicio,

nos llama a vivir una vida de resurrección, una vida de entrega,

una vida de libertad, justicia y alegría serena.

Nos llama a vivir, a conocer , a valorar, a compartir y a disfrutar de todo lo bueno y bello que tenemos y recibimos.

Nos llama a dejarnos amar para amar bien.

Nos llama a acompañar a otros a que salgan a la luz

para que puedan reconocer la dignidad que tienen y lo mucho que valen y pueden.

Nos llama a recuperar y a aferrarnos a la esperanza, con la fuerza , el ánimo y la decisión y la serenidad y la alegría del que sabe hacia dónde camina.

Y nos dice que, nos levantemos, salgamos y , "nos alimentemos de Él, porque tenemos por delante un hermoso y largo camino por recorrer", con mucho por aprender, compartir, recibir y brindar.

No nos pide pasos largos o rápidos, nos pide fidelidad , entrega y caridad pasito a pasito, momento a momento, día por día.

Bendiciones para todos, en una nueva Resurrección.

Enviado por Laura Dellacqua.

sábado, 7 de abril de 2012

¡Felices Pascuas!

Vivir libres de temor,
libres para amar,
libres para ser felices,
es una experiencia de Resurrección que podemos vivenciar en nuestra vida hoy.

¡Que así sea!
¡Felices Pascuas!

jueves, 5 de abril de 2012

Sonidos para vibrar en el Amor...


Mi cuerpo se relaja…

Mi mente se tranquiliza…

Mi respiración me devuelve la atención plena…

La comprensión viene a mi corazón…

Las aflicciones en mí comienzan a disolverse…

El sufrimiento cesa…

Trasciendo el camino del dolor y la muerte…

Una risa nace en mis labios…

El milagro sucede…

En el jardín de mi corazón florece la paz…

«Amaos unos a otros como yo os he amado»
Jn 13,34

miércoles, 4 de abril de 2012

El drama del niño dotado

Un libro de Alice Miller
La psicóloga Suiza Alice Miller ha escrito en 1979 el libro "El drama del niño dotado".
Al comienzo del libro, Alice Miller nos da la clave de los traumas en la infancia y su repercusión en la vida adulta:

«La experiencia nos enseña que, en la lucha contra las enfermedades psíquicas, sólo disponemos, a la larga, de una sola arma: encontrar emocionalmente la verdad de la historia única y singular de nuestra infancia».

La autora analiza las causas que pueden conducir a lo que se conoce como pérdida de identidad.
Muchas personas, en su infancia, reprimen sus necesidades afectivas y sentimientos más intensos, como la ira, la angustia, el miedo, el dolor…, para conseguir así el afecto y la aceptación de sus padres.

Esta actitud, según la cual la persona se comporta como cree que se espera de ella, supone a la larga un aniquilamiento de la propia personalidad: ya no es ella misma, sino que adopta el papel que los demás quieren que represente.

Esta actitud se presenta generalmente en personas con una altísima carga emocional, que ante la falta de afecto, comprensión, aceptación o el reconocimiento por parte de los padres, desarrollan un mecanismo de defensa que se basa en la negación de la necesidad de estas faltas.

La persona se torna extremadamente complaciente. Comienza a coincidir con el modelo de hijo que sus padres esperan que él sea, y es a éste modelo a quien sus padres aceptan y estiman, no al verdadero, por lo que las necesidades de aceptación y cariño nunca serán satisfechas verdaderamente.

Estos niños se convierten en pequeños adultos, capaces de tomar responsabilidades que no les corresponden. Así, las actitudes consideradas como defectuosas son inmediatamente eliminadas, no sienten celos, envidia, rabia, miedo, desarrollan todo un arte para escindir sentimientos. Estos niños no manifiestan berrinches ni pataletas, no exigen ser consentidos ni mimados, se vuelen receptivos pero no demandantes, así que sus padres no notarán ni llenarán sus necesidades.

Esto provoca que comience a buscar sus necesidades en otra parte, por lo cuál debe ganarse la aceptación de nuevas personas. Para esto debe necesariamente conocer qué se espera de él. Es aquí donde entra en juego la habilidad que desarrollan estas personas ya que se especializan en inmiscuirse en la mente de su interlocutor, para saber que se espera de él y qué rol desempeñar.

Los problemas comienzan cuando termina sumido en un mundo donde necesita fingir constantemente ser alguien que él no es, con el fin de obtener ilusoriamente la aceptación y cariño de quienes le rodean.

Esto lo irrita, generando actitudes o acciones de protesta a modo de llamados de atención, si esta alerta no es bien entendida generará represalias de parte de sus congéneres, debido a que los padres verán esta situación como un desvío del carácter de su hijo, el cual debe ser castigado y corregido (“no entiendo que le pasa, mi hijo no es así”) por otro lado sus iguales, desconcertados de su cambio de carácter reaccionan con burlas (“mira lo que dice, que tonto es”).

Esta situación acrecentará la sensación de no ser aceptado y aumentará la tendencia a fingir. Está inmerso en un mundo hostil donde entiende que se le castiga por ser auténtico, ya que no se le quiere como es (“no estoy a la altura, no soy digno de cariño”), así que debe ser distinto de cómo es.

Su elevada carga emocional produce una hipersensibilidad que no juega a su favor. Si es constantemente objeto de agresiones y se ve limitado para expresar libremente sus sentimientos y debe contenerlos, entonces sus emociones se tornan en su contra, se convierten en un constante flagelo, una carga que no vale la pena llevar, por lo que son erradicadas, se entierran en algún lugar del inconsciente, se bloquean. Suelen tener pesadillas en donde las emociones son representadas por alguna amenaza que los persigue.

Cada cierto tiempo, irá probando disimuladamente dejar salir ciertas “pistas” sobre su verdadera opinión o sensibilidad ante situaciones, por lo que un ambiente de aceptación le ayudaría a revelarse libremente y a salir de esta esclavitud, pero su hipersensibilidad lo torna muy “quisquilloso” y es fácilmente ofuscado por cualquier actitud de rechazo, recayendo en su actitud inicial, con el tiempo esto le puede desarrollar una compulsión a la repetición, donde cada vez que lo intente fracasará, alejando las ganas de volver a intentarlo y reforzando el problema, lo que se convierte en un círculo vicioso.

Es así como su mundo interno se cierra, se esconde, y cada vez le es más difícil reconocer quién es realmente, y más fácil interpretar un rol o adoptar un carácter que no le pertenece, ya que sin un yo interno, se vuelve un perfecto espejo para sus interlocutores, lo que aumenta su habilidad para conocer lo que los otros quieren.

Este constante fingir que desencadena gradualmente la pérdida de identidad, es decir, del verdadero yo, y la no aceptación repercutirán en una pérdida de la autoestima, ambos se sumarán a la carencia de satisfacción de las necesidades afectivas y podrían producir una fuerte depresión.

Si estos tormentos vividos durante las malas experiencias de su niñez no se han superado, la persona no abandonará la idea de que sus emociones son un flagelo.

Ante esto, se observa como mecanismo de defensa, el evadir cualquier situación que comprometa algún lazo sentimental, ante cualquier indicio de posible mala experiencia la persona evitará la situación, y si no le es posible, entonces simplemente bloquea sus sentimientos: “no les permitiré hacerme daño”.

De esta manera, van desarrollando un alto control de sus emociones y de su cuerpo. Por lo general no lloran, no se alteran, no sienten miedo, ni suelen extrañar, tienen una enorme capacidad de rendimiento, pueden trabajar durante días sin distraerse o durmiendo muy poco. Esto se vuelve su arma contra su baja autoestima y su mejor herramienta para obtener reconocimiento (“ellos no pueden lo que yo puedo”), así que no dudará en auto-exigirse, a pesar del daño físico y mental que esto le provoque.

Este bloqueo del mundo emocional genera un elevado nivel de estrés; y si se prolonga demasiado tiempo se podrían presentar síntomas psicosomáticos, como trastornos de sueño, salpullidos en la piel o calambres musculares. En el peor de los casos puede incluso desembocar en ataques de pánico.

Los vínculos se observan con una supuesta falta de apego, no importa cuanto se le quiera o él llegue a querer, siempre se sentirá distante, no aceptado. Lamentablemente tendrá razón, puesto que inconscientemente sabe que no es a él a quien aceptan, sino al “personaje” que caracteriza para ellos.

Suelen ser de naturaleza antisocial y no buscan compañía, pero cuando alguien se les acerca reaccionan inmediatamente como un espejo, siendo el mejor amigo que se pueda tener, debido a sus aptitudes y disponibilidad. O puede ser el peor enemigo que se pueda imaginar, debido a sus represiones que los pueden volver muy cruel y testarudo. No obstante olvidará rápidamente estos lazos si se le deja de lado, ya sea el rencor de un enemigo distante o amigo poco constante; ya que los sentimientos arraigados en él están relacionados con lazos familiares mucho más antiguos.

Su habilidad para entrar en la mente de otros lo lleva a conocer y entender de tal manera a quienes lo rodean que desarrolla un aprecio incondicional por ellos, le es casi imposible enojarse con alguno de ellos o culparlos de sus defectos y errores, incluso si es ofendido o traicionado, ya que entiende sus acciones y las circunstancias que determinaron su actuar:  “sabía que reaccionaría así”.

Notará rápidamente si le mienten, pero disimulará ser engañado si sabe que su contraparte necesita esconder la verdad. Es extremadamente comprensivo y finalmente genera un “amor fraternal”, este lo incita a ayudar a sus cercanos, principalmente a superar sus problemas internos.

Será el confidente perfecto a la hora de una crisis, siempre dispuesto a escuchar y aconsejar. Su habilidad psicoanalítica le será muy útil aquí, y hasta es probable que finja necesitar ayuda y la pida a un amigo que sabe que se siente menoscabado, solo para reafirmar en éste su autoconfianza. La práctica le ha proporcionado una gran capacidad para comprender el mundo interior.

Como contraparte a su gran calidad humanitaria, suele ser también un hábil manipulador, aunque rara vez busca obtener ventaja de ello. Cuando se revela, suele presentar más de un arranque de ira, generalmente dirigido a las personas que lo han rechazado o agredido anteriormente. Estos ataques son cortos, pero certeros, ya que saben perfectamente donde herir. Tras el daño provocado se presenta una grave sensación de culpa, un arrepentimiento que lo hará dudar a la hora de manifestar nuevamente su agresividad, acentuando la represión y distanciando estos ciclos de revelación.

Este individuo suele necesitar mucho tiempo para estar solo, ya que busca encontrarse a sí mismo, y constantemente se tiende a sentir agobiado con la compañía de otros, ya que obstruyen esta búsqueda.

Difícilmente dirá lo que piensa ni demostrará lo que siente, suele evadir el contacto visual directo, para lo cuál ha desarrollado varias artimañas, como no sentarse frente a su interlocutor, mostrarse distraído o estar pensativo durante la sesión. Pasa gran parte de su tiempo evadiendo la realidad directa que le rodea, ya sea leyendo, viendo televisión o sumido en su trabajo.

¿Cómo liberarse?

Una vez que el problema es identificado y aceptado, comienza el proceso de afrontar sus malas experiencias vividas, debe de una vez por todas hacer el duelo por su niño herido.

Y como piensa que no es capaz de tolerar más amargura, es necesario hacerlo tomar conciencia que ya no es un niño, y que tendrá la fortaleza para afrontar esas situaciones. Paradójicamente, estos niños heridos suelen desarrollar una gran fortaleza interna, debido a los años de represión, insatisfacciones y depresión, pero no están conscientes o convencidos de esto.

El proceso no es nada fácil, la depresión se cambia por un estado de melancolía o pena. Se vuelven a presentar las emociones, más intensas que nunca, debido al tiempo que llevan reprimidas en el interior. No es raro que tienda a desertar y a querer volver a la comodidad su estado anterior.

Una vez superada esta etapa, se encuentra ante una situación de fragmentación interna:

-por un lado la dimensión mental muy desarrollada, con una elevada madurez a nivel laboral o intelectual.

-por otro lado la dimensión emocional que no se ha desarrollado debido a su negación, por lo que los sentimientos se presentan bruscos, indefinidos y desordenados, en una forma tan básica y primitiva como en su niñez.

La persona oscilará entre un estado y otro, se sentirá incómodo y desconcertado (“no sé lo que debería sentir”), podrá resolver problemas de alta complejidad y asumir responsabilidades mayores a las que le corresponden, pero se agobiará con situaciones normales de la vida cotidiana. Se sentirá vulnerable y a la deriva hasta encontrar el equilibrio.

En el camino irá descubriendo lo que le agrada y lo que no, alguna habilidad propia, poco a poco  comenzará a vincularse más profundamente con otras personas o recuperará los vínculos perdidos. Finalmente quedará liberado para comenzar la búsqueda de su propia identidad, de su verdadero yo.

Este libro revela ese tipo de personalidad que se negó a sí misma en la infancia, simplemente porque era lo suficientemente inteligente para saber lo que los otros esperaban de sí misma y estaba dispuesta a satisfacer a su entorno a cambio de un poco de amor.

Alice Miller nos lleva al origen de muchos trastornos de la personalidad que comenzaron en ese niño/a que nadie enseñó a escucharse a sí mismo/a y de esta forma no supo nunca quien realmente era.

Síntesis de Maria Guadalupe Buttera sobre un articulo enviado por Magdalena Lastra.

«Turbado en su interior» (Jn 13,21)

Era de noche» (Jn 13,30)

«Ahora el Hijo del hombre es glorificado,
y Dios es glorificado en Él» (Jn 13,31)

Encuentras ejercicios liberadores en esta dirección:
http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html



lunes, 2 de abril de 2012

Las mujeres hermosas...

por Mario Vargas Llosa

Todas las flores del desierto están cerca de la luz.

Todas las mujeres bellas son las que yo he visto, las que andan por la calle con abrigos largos y minifaldas, las que huelen a limpio y sonríen cuando las miran. Sin medidas perfectas, sin tacones de vértigo.

Las mujeres más bellas esperan el autobús de mi barrio o se compran bolsos en tiendas de saldo. Se pintan los ojos como les gusta y los labios de carmín de chino.

Las flores del desierto son las mujeres que tienen sonrisas en los ojos, que te acarician las manos cuando estás triste, que pierden las llaves al fondo del abrigo, las que cenan pizza en grupos de amigos y lloran sólo con unos pocos, las que se lavan el pelo y lo secan al viento.

Las bellezas reales son las que toman cerveza y no miden cuántas patatas han comido, las que se sientan en bancos del parque con bolsas de pipas, las que acarician con ternura a los perros que se acercan a olerlas. Las preciosas damas de chándal de domingo.

Las que huelen a mora y a caramelos de regaliz.

Las mujeres hermosas no salen en revistas, las ojean en el médico, y esperan al novio, ilusionadas, con vestidos de fresas. Y se ríen libres de los chistes de la tele, y se tragan el fútbol a cambio de un beso.

Las mujeres normales derrochan belleza, no glamour, desgastan las sonrisas mirando a los ojos, y cruzan las piernas y arquean la espalda. Salen en las fotos rodeadas de gente sin retoques, riéndose a carcajadas, abrazando a los suyos con la felicidad embotellada de los grandes grupos.

Las mujeres normales son las auténticas bellezas, sin gomas ni lápices.

Las flores del desierto son las que están a tu lado.

Las que te aman y las que amamos.

Sólo hay que saber mirar más allá del tipazo, de los ojazos, de las piernas torneadas, de los pechos de vértigo.

Efímeros adornos, vestigios del tiempo, enemigos de la forma y enemigos del alma.

Vértigo de divas y llanto de princesas.

La verdadera belleza está en las arrugas de la felicidad.

El rostro es el emporio de las arrugas, pero cada una es la marca de haber vivido a pleno.
 
Texto enviado por Nadia Paglia y Graciela Bellada.

«alégrate, llena de gracia»
Lc 1,28

domingo, 1 de abril de 2012

Comentarios de participantes al Curso Virtual "NUESTRA VIDA EMOCIONAL"

Puedes ver los videos en esta direcciónhttp://nuestravidaemocional.blogspot.com.ar/p/curso-nuestra-vida-emocional.html

-Guadalupe!! Gracias por este curso tan bello que nos diste, realmente una capacitación genial. Gracias por hacerlo por este medio que nos resulta tan cómodo y didáctico.Un beso enorme, cariños. Sol

-Hola Maria: Me encanta este curso!!! Me alegra el haberme tomado este tiempo para disfrutar lo que voy aprendiendo y conociendo. Aparte saber que hay muchosss otros como yo están tratando de conocerse a sí mismo a través de las emociones. Gracias Maria! y gracias por compartir tu historia de vida que me sirve de mucho. Mariela

-Hola!! los trabajos son espectaculares!!! confieso que recorrí un montón de profesionales buscando una orientación o algo que me ayudara.... nunca pasó eso... con este curso siento que nos vas dando herramientas, más que lindas palabras, para poder solucionar nuestros problemas. Viviana

-Hola Guadalupe... dicen que siempre es importante agradecer.. y yo quiero hoy agradeecerte.. Sabes que el curso que tuve la suerte de hacer con vos, me ayudo muchísimo. Me devolvió la confianza, me lleno de energías, y fue un empujón importante para seguir adelante con mis deseos.. Y hoy tuve una entrevista de trabajo exitosa. Comienzo pronto con algo nuevo. Con lo que me cuesta empezar cosas nuevas, hoy di un si al cambio. y se, estoy segura que tus palabras y acompañamiento durante el curso fueron parte fundamental para que yo hoy haya logrado estos cambios. GRACIAS.. BUENA VIDA!! un gran abrazo. y hasta el próximo curso porque no?

-Este curso me permitió conocer más sobre las emociones y su importancia en nuestra vida. Pude apreciar que nosotros podemos llegar a manejarlas, mediante el autoconocimiento, y enriquecernos espiritualmente, adquiriendo sabiduría. También me permitió conocer a ese ser maravilloso que es Guadalupe Buttera, que en todo el curso demostró su dedicación y responsabilidad, siempre atenta a nuestras palabras y opiniones, para darnos la respuesta acertada. Me sentí realmente acompañada en este camino a la interioridad, y logré soltarme un poco, revelar cosas de mí, que es lo que más me cuesta.

-Este curso fue el empujón indispensable, para que hoy yo pueda expresar todo esto, que antes ni siquiera notaba, fue el desencadenante del comienzo de mi autoconocimiento, de mi descubrimiento, realmente sobrepaso mis expectativas...

-Antes jamás me había detenido a pensar porque tal o cual emoción, hoy no solo me escucho mejor yo, sino que puedo escuchar a los otros, comprender, contener, abrazar, abrazarme y dejarme abrazar.. Pero con conciencia... no por costumbre. Y se siente bien... Este curso apasionante, con vos Guadalupe, una apasionada, nada más gratificante que leerte, nada más sano que los consejos, nada más útil que tus secretitos, me voy de este curso realmente llena. Llena de energías positivas, de ganas... como dije antes más viva que nunca... qué alegría haber tenido la oportunidad de hacerlo, de ser parte de esta ronda... ojala no sea la única, ojala solo sea la primera... realmente agradecida y feliz. Gracias!!!!

-Este curso me ayudo a entender un poco más mis emociones, a hacer ejercicios de relajación y tranquilizarme, cada vez que leía las frases y reflexiones que publicaban podía sentir mucha paz.

-Este curso me ha permitido ahondar en lo positivo de mi experiencia de la lectura de todos los libros de María Guadalupe Buttera, a quien considero una “maestra de Vida”, ya que enseña desde su propio paso por la adversidad y el dolor, y por eso creo que es una maestra ejemplar: creo que se es maestro cuando se logra transmitir un mensaje desde la vivencia de haber logrado y seguir intentando cada día trasmutar el dolor y el sufrimiento que toda vida trae en aprendizaje y crecimiento personal. La propuesta de “despertar y crecer”, esta vez compartida con otras mujeres que atraviesan sus gozos y dolores, porque eso es la vida en mí entender, un claroscuro de luces y sombras en el más estricto sentido Jungiano, me ha enriquecido y me ha dado más ganas de seguir en el camino del auto-crecimiento y la plenitud. Y lo agradezco profundamente.

-En primer lugar debo decir que el curso me gusto mucho, fue para mí muy interesante, espero que vuelvan a dar otro con características parecidas.
En cuanto al contenido, me aclaro el panorama con los ejemplos de las lecturas, los videos. Saque una parte positiva en la cual me veía reflejada y me ayudo a disipar las dudas que tenía. En el día de hoy tomo los problemas desde otro punto de vista, con claridad. Algunos complejos de inferioridad, gracias a este curso lo he podido clarificar, noto un cambio en mí.

-Ya les puedo decir que este curso abrió partes de mi ser que estaban cerradisimas!!!!!!!!!! gracias a Dios por ponerlos en mi camino!!! ya se genero el cambio y es recién el comienzo...como profesional en estas materias apuesto todo a este aprendizaje para ponerlo en un futuro al servicio de los demás!!!! los bendigo mucho!!! Luciana

-Me pareció maravilloso el contenido de este curso que con tanta sabiduría nos ha aconsejado y acompañado... por lo menos a mi me ayudo enormemente a ver y comprender ciertas cosas que se me habían perdido de vista...

-Es excelente la ayuda que brinda... Este curso debería debe tener más divulgación, así muchos más podrían aprender estrategias para mejorar la existencia. Luis

-Cuando me anoté en este curso no imaginé jamás que cambiaría tanto mi mirada, mi condición presente,  me enseño a poder darme otra oportunidad siempre, a ver lo bueno de todo, y que todo se puede modificar, lo aproveché al máximo, aprendí realmente muchísimo, seguí cada foro al pie de la letra, sin perderme nada ni de mis compañeros ni de mi profesora y guía María Guadalupe, aprendí de cada uno, aprendí infinitamente siguiendo el blog de María Guadalupe de sus experiencias y su trayectoria como profesional. Yo estaba DORMIDA así de simple…Sin más palabras…  significó comenzar una nueva etapa en mi vida personal y profesional.  APRENDIZAJE, CRECIMIENTO,  DESPERTAR NUEVAMENTE Y CRECER!!!!  GRACIAS, GRACIAS POR TODO!!!!! Luciana

-Este curso significó un aporte positivo a mi trabajo personal con las emociones. Me ayudó a comprender nuevas temas, a ver desde otra miradas otros. Me sentí muy acompañada por la profesora y fue muy lindo compartir en el foro con los compañeros. Hubo muchos aportes muy buenos. Estoy muy contenta con el curso.

-Lo que este curso significó para mí fue la aparición de un oasis en medio de un sol fulminante. Busqué muchos profesionales que me ayudaran. Creo que hasta llegué a pedir "por favor" "ayuda", con un dolor desgarrador que solo yo sé lo que es. Lo único que hicieron fue medicarme, escucharme y cobrarme. Creo que este curso me dio más herramientas que todas las terapias que hice y sigo haciendo. Estuvieron muy buenas las tareas prácticas. Me ayudaron muchísimo personalmente. Es lo que yo necesitaba. Insto a que se siga dictando, cuesta mucho dominar o aprender a controlar las emociones pero es posible, con mucho esfuerzo y ganas.

-Fue un placer realizar el curso. Gracias al curso pude entrar en contacto con mis emociones, aprendí a apreciar mi entorno como así también a mí misma, aprovechando al máximo esta experiencia, y de esto me llevo una buena reflexión; no dedicar la vida a ser como los demás quieran que seas, ser uno mismo, conocerse y escuchar la voz interior que cada uno lleva adentro.

-Gracias Guadalupe por brindarnos un espacio de confianza y herramientas que nos permitan crecer, conocernos.

-Gracias María Guadalupe por compartir tus conocimientos y hacernos despertar la cociencia espiritual. Saludos.

-Este curso significo para mí un regalo de Dios…!!!, llego en el mejor momento de mi vida, permanentemente estaba en una búsqueda, pero no sabía ¿Qué buscaba?, y menos aún comprendía mis emociones. Encontré además personas con mis mismas inquietudes y heridas, pudimos expresarnos a corazón abierto y lo más maravilloso aún sentirme comprendida y en cada reflexión María nos daba el dulce empuje de adentrarnos mar adentro, para descubrir esas heridas adormecidas algunas durante años, cada trabajo permitió descubrir la emoción y trabajarla.
Las palabras no expresan toda la alegría y agradecimiento que siento, seria minimizar esta hermosa labor del curso. Esto implica un compromiso de Amor en el cual debo reflejar con mi accionar el fruto de lo recibido en “curso virtual; nuestra vida emocional”. Stella Maris

-María Guadalupe: En primer lugar quiero aprovechar este espacio para agradecerte por ofrecernos esta oportunidad para el conocimiento y aprendizaje de nuestra persona. Considero que la modalidad del curso, el material y la conducción de dicha instancia ha sido excelente, ha superado mis expectativas. Siento que en mi persona muchos aspectos han madurado y se han fortalecido. Dejo muy presentes los ejercicios y técnicas para continuar trabajando y conduciendo nuestras emociones. Silvana

-Este curso ha significado un proceso de crecimiento personal y de maduración. Ha permitido el conocimiento de nuestro mundo interior, de nuestras emociones y sentimientos más profundos, algunos desconocidos aún, pero presentes y fuertemente arraigados. Pudo aportar un bagaje de recursos y herramientas para ahondar en dicho conocimiento, permitió reconocerlas y transformarlas; como así también mejorar y enriquecer las relaciones con uno mismo, con los demás y con Dios.

-Desde que te conocí en Santa Fe, en esa charla tan profunda para mí, seguí mi búsqueda, tratando de encontrar el camino pleno, el que a pesar del esfuerzo nos llena de satisfacción, Dios me ha puesto personas hermosas en mi camino, con sabiduría y simplicidad, vos sos una de ellas.

-Abriste un camino lleno de luz, y ahora con este curso fue el eslabón para que mi corazón se integrara con mi mente. Quería agradecerte todo lo que aprendí, estoy trabajando mis emociones y sé que de esta manera puedo ayudar a los que están próximos a mí. Sigo enriqueciéndome con las publicaciones de tu pagina DESPERTAR Y CRECER, y ahora comprendo porque "su nombre". Gracias María por todo lo que nos diste en este curso y que Dios te Bendiga por esta Hermosa VOCACIÓN puesta al servicio del SER-HUMANO!!! Stella

-Es increíble xq siempre había rezado para calmar mis penas y ese dolor q me quemaba el pecho, pero nunca nadie me había causado el impacto q me ocasiono el realizar este curso, hice todos los ejercicios, q x cierto me iban aclarando sentimientos...me fui animando fui sacando de a poco toda esa carga q tenia guardada y me lastimaba. No fue ni es fácil, pero me siento mejor ,me saque un gran peso de mi alma... 
GRACIAS X TANTA AYUDA Q DIOS LA BENDIGA MARIA... Y SIGA CON ESTOS CURSOS Q SON MARAVILLOSOS .....GRACIAS A DIOS X CONOCERLO MEJOR. Liliana Ester.

-Gracias por todo! espero nos volvamos a encontrar en algún otro curso que dictes. Me ayudaste muchísimo y me devolviste las ganas de soñar! Un beso enorme!!! Liliana

-MI ALMA TIENE PAZ! Esta frase es la manera más sintética de definir lo que este curso logro en mi vida y lo que significo. Me ayudo en muchísimos aspectos y quiero agradecerte infinitamente por ser la persona que me abrió los ojos de una manera única. Mi corazón vuelve a sonreír y me devolviste esa fortaleza que la tenía guardada desde hace mucho! Gracias muchísimas gracias!!!!

-Cuantas emociones encontradas significo enfrentar este curso para mi! toco la fibra mas intima de mi ser, he aprendido muchísimo ha sido muy alentador y gratificante, al ir leyendo y poniendo en practica el material expuesto. Despertó en mi un gran interés y sentimientos muy bonitos y por sobre todas las cosas muchas ganas de seguir buscando cada ves mas la luz ... Muchas gracias x todo gracias a Dios x estar.

-Me inscribí en el curso luego de haber adquirido el libro Nuestra vida emocional en la Red Sanar ya que estoy cursando en el Instituto . Mis expectativas están más que cumplidas ya que buscaba tener más información para seguir creciendo como persona y como profesional, soy consultora psicológica.
Me gustaron mucho los videos en donde se puede apreciar tanto en el Dr. Ré como en vos que además de los conocimientos tienen un gran amor por lo que hacen.  Muchas gracias!!! :o) Ana Maria

-Este curso me significo aprender a trabajar y analizar mis emociones…me alivio el alma, me mejoro mi autoestima, aprendí a perdonarme, me aclaro las ideas. Me sentí realmente bien, M Guadalupe, es simple y clara en sus conceptos, me gusto mucho su espiritualidad que nos enaltece…..sólo tengo palabras de agradecimiento. Cristina
 
-Para mí este curso significo una gran oportunidad de crecer y de entender muchas cosas que me sucedían y a las cuales no les podía dar una explicación. Este curso me ha brindado las herramientas necesarias para poder conocer mi interior y poder afrontar de manera diferente aquellos momentos que antes me causaban incertidumbre y angustia. Julia

-Este curso significó para mi un navegar dentro mi interior, por momentos me fue fácil contestar mis interrogantes, pero hubo momentos en los que varias tormentas me movieron, pude reconocer ,sentir , recordar , llorar, reír, responderme, conocerme más, darme tiempo para pensar en mi e intentar cambiar; pero sobre todo me ayudó perdonar a aquellas personas que por desconocimiento o demasiado amor no me permitieron crecer. Ahora tengo nuevas herramientas para enfrentar esas emociones que no son saludables para mi  y mi entorno.  Muchas gracias. Cristina

.Muchas gracias María, fue un enorme placer realizar este curso con ud ,,,,le doy gracias a dios x esto y x los cambios en mi interior.  Liliana

-Este curso sirvió de puntapié inicial para darme cuenta de la necesidad de autoconocimiento que tengo de mí misma, para darme cuenta de lo que me falta aún por saber de mí misma, que aún tengo que sanar sentimientos... Creo que con los ejercicios que nos deja María en el curso tenemos un arduo trabajo por hacer, sólo hay que decidirse a empezar a navegar mar adentro y estableciendo los puentes con uno mismo. Pamela.

-Este curso fue fructífero para mí, de gran valor y crecimiento interior. Gracias por compartir con nosotros estos valiosos conocimientos. Por ser guía, maestra, una acompañante optimista, segura y sin reservas, dando lo mejor y potenciando el crecimiento interior. Ayudándonos a descubrir las bondades de la vida, de nuestro ser, sobre todo de la grandeza de Dios, nuestro ser supremo. Lorena

-Este curso me ayudó a conocerme a misma, escuchar mi voz interior, a no buscar la aprobación de los demás, a reconocer mis fortalezas y debilidades, a desapegarme , a observarme sin juzgar, que el error es parte de mi proceso de aprendizaje, y que solamente me equivocó si hago, me atrevo, actúo. DECIRLES SIMPLEMENTE GRACIAS, por este curso Nuestra vida Emocional y por ayudarme a descubrir que YO SOY ALGUIEN MUY ESPECIAL PARA MI MISMA Y PARA SIEMPRE y por aprender, crecer y evolucionar. Paola

-Todo el material es valioso, vengo leyendo mucho sobre inteligencia emocional, inteligencia relacional, etc.  Es un campo que me atrae y me ayuda, me enriquece y me da herramientas para mejorar como persona.   La parte más rica para mí fue la unidad 4 donde con ejemplos claros, concretos y concisos nos enseñan a trabajar sobre emociones específicas dándonos claros cursos de acción.   Ésa es la parte que más me nutrió, pero destaco que todos y cada uno de los cuentos que acompañan la lectura son RIQUÍSIMOS para uno y para trabajar con mis alumnos.   Agradezco el haber llegado a mis manos el folleto que me planteó la posibilidad de hacer este curso y a uds por compartir tanta sapiencia y experiencia con nosotros.   Andrea

-Este curso para mí significo un paso muy importante ya que me enseño como conocerme y comprender a los demás. Además voy a futuro a trabajar las emociones con los distintos grupos. Mariana.

- Este curso fue para mí una gran señal. Apareció en el momento oportuno. Lo recibí como una invitación a abrir los ojos, a iniciar de una vez el camino del autoconocimiento, de la aceptación. Mucho de lo que escuché o leí es el reflejo de mi vida hoy. Experimento la profunda necesidad de conocerme, de aceptarme sin cuestionamientos, de comprenderme y así transformarme, crecer, dar pasos responsables hacia adelante, hacia la vida.
Recibí muchas herramientas, mucha luz! Ahora es tiempo de ser paciente y darme tiempo y sobre todo amor! para ir procesando todo lo que fui y sigo descubriendo. Yanina

-  Este  curso fue para mí la posibilidad de mirarme desde otro lugar. Me ayudo a conocerme, a darme tiempo y a modificar muchas emociones que sentía en el cuerpo y no sabían que eran, pensando que eran enfermedades “Incurables”.

Aprendí que puedo modificar mi vida, si reconozco mis emociones y la reeduco.
Que los pensamientos se vuelven energía, que no solo me modifica a mí y a mi entorno, sino también al universo.
Me di cuenta que muchas veces actuaba en el medio de una emoción y la mayoría de las veces no tenía buenos resultados.
Muchas Gracias por compartir estos conocimientos. Patricia