viernes, 27 de enero de 2012

Miro hacia adelante... ¡hacia la Vida!

«El que ama a su padre o a su madre más que a mí, 

no es digno de mí» 

Mt 10,37


Amo mi adre, amo mi padre, ¡pero más amo la VIDA!! 


Miro hacia adelante con ellos dos apoyándome detrás...


y así me siento segura! 


Interiormente siento que siempre he sido/a guiado/a y siempre lo seré...


Gracias... Por Favor... Sí... 






Y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron tras Él.
Mc 1, 20

jueves, 26 de enero de 2012

"Quien tenga oídos para oír, que oiga" Mc 4,21-25

Sabias lecciones...

Nuestras vidas son ríos que fluyen dentro de un mismo Río...
Y así... todos estamos conectados en el gran Río de la VIDA.


Cuando la mente está agitada es difícil poder "ver"...
Cuando está quieta... aparecen las respuestas q necesitamos...


Lamentarse es una pérdida de tiempo... es el pasado paralizando el presente...
Si te enfocas en lo q ha quedado atrás no podrás ver lo q está x venir...






Compartido por Laura Ferraro

martes, 24 de enero de 2012

Nuestros hijos...


CUANDO PENSABAS QUE NO TE VEÍA...


Cuando pensabas que no te veía, te ví pegar mi primer dibujo en la heladera, e inmediatamente quise pintar otro...

Cuando pensabas que no te veía, te vi arreglar nuestra casa para que fuese agradable vivir, pendiente de detalles, y entendí que las pequeñas cosas son las cosas especiales de la vida...

Cuando pensabas que no te veía, te escuché pedirle a Dios y supe que existía un Dios al que le podría yo hablarle y en quien confiar...

Cuando pensabas que no te veía, te vi ocuparte por tus amigos y aprendí que todos debemos ayudarnos y cuidarnos unos a otros...

Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a otras personas y aprendí que aquellos que tienen más deben compartirlo con quienes tienen menos...

Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro...

Cuando pensabas que no te veía, te vi ocuparte de la casa y de los que vivimos en ella y aprendí a cuidar lo que se nos da...

Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades, y aprendí que debo ser responsable cuando crezca...

Cuando pensabas que no te veía, ví lágrimas salir de tus ojos y aprendí que algunas veces las cosas duelen, y que está bien llorar...

Cuando pensabas que no te veía, ví que te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser...

Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para servir a la vida cuando crezca...

Cuando pensabas que no te veía, te ví y quise decir: ¡Gracias por todas las cosas que ví, cuando pensabas que no te veía!

NO TE PREOCUPES PORQUE TUS HIJOS NO TE ESCUCHAN...
TE OBSERVAN TODO EL DIA
Madre Teresa de Calcuta
 
Compartido por Laura Dellacqua.

viernes, 20 de enero de 2012

La madre y el padre tienen un papel esencial

el de dar la vida

La madre y el padre tienen un papel esencial: el de dar la Vida.

Todo lo demás pueden o podrían haberlo hecho otras personas.

Desde el habernos dado la Vida, nuestro padres son perfectos, pués han cumplido con lo esencial.

En el resto, son humanos comunes y corrientes que hacen lo mejor que pueden por nosotros.

Por todo ello, para madurar en el amor, puedes hacer el siguiente ejercicio:


Trabajo Personal
 
Visualiza a tu madre y dile desde el fondo de tu corazón:
 
-Gracias Mamá por la vida que me has dado. Gracias por ser cómo eres. Gracias por ser mi madre. Ahora elijo vivir plenamente la vida que me has dado”
 
Luego visualiza a tu padre y dile desde el fondo de tu corazón:

-"Gracias Papá por la vida que me has dado junto a Mamá. Gracias por ser mi padre. Ahora elijo vivir plenamente la vida que me has dado”

Luego tomas conciencia que la Vida te fue regalada a través de la UNIÓN de tu madre y tu padre, entonces, tomas a los dos por igual en tu corazón, pues la Vida te llegó a partir de la unión amorosa de ambos. Das el mismo lugar a los dos, como una UNIDAD en tu corazón, la unidad que gestó tu vida.

HONRAR A NUESTROS PADRES = HONRAR LA VIDA = HONRAR A DIOS = 
AUTENTICA FELICIDA:D



Sentirse profundamente agradecido nos vuelve felices. 



Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera:

martes, 17 de enero de 2012

Recupera tu poder...

Cuidando tu energía vital

Perdemos nuestra energía vital cuando nos alejamos de la Verdad, cuando nos alejamos de nuestro Verdadero Ser, ese ser creado a imagen y semejanza del Creador.

Y... ¿cuándo nos alejamos de nuestro ser?
-Ante situaciones dolorosos o crisis solemos crear máscaras que nos ayudan a sobre-vivir de esa situación... Pero luego solemos olvidarnos que ese peligro ya pasó y nos quedamos identificados con eso que "no somos"... separándonos así, de nuestro verdadero ser...

-Por otro lado, cuando intentamos que otros nos acepten estamos entregando el poder a otros... y así crecerá en nuestro interior la duda, el miedo, el sentirnos como des-inflados...
¡y así también perdemos nuestra energía!

¿Cómo volvemos a re-conectar?
In-halando (tomando el halo de la Vida) concientemente tomamos la energía vital que necesitamos...
Visualiza una Luz lejana... es la Luz de la Vida...
Inhala y déjate impregnar por esta Luz... exhala Luz...
Inhala Verdad... exhala Verdad...
Inhala Gratitud... exhala Gratitud...
Inhala Confianza... exhala Confianza...
Nos conectamos con esta Fuente de Amor de donde todo proviene... inhalamos Amor... exhalamos Amor... nos llenamos de amor inhalando... y lo irradiamos exhalando...
Inhalamos Luz... exhalamos Luz... contagiamos todo nuestro entorno...
¡Somos Luz!
¡A cuidar despiertos nuestra energía vital!
¡A cuidar nuestro Templo!

Después Jesús entró en el Templo y echó a todos los que vendían y compraban allí, derribando las mesas de los cambistas y los asientos de los vendedores de palomas. 
Y les decía: "Está escrito: Mi casa será llamada casa de oración,
pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones"

lunes, 16 de enero de 2012

Tomar Conciencia de la Grandeza de la Creación

Imágenes que ayudan a Despertar...

El Telescopio espacial Hubble es un telescopio robótico localizado en los bordes exteriores de la atmósfera, en órbita circular alrededor de la Tierra a 593 km sobre el nivel del mar. Fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990 como un proyecto conjunto de la NASA y de la ESA inaugurando el programa de Grandes Observatorios. Tiene un peso en torno a 11.000 kilos, es de forma cilíndrica y tiene una longitud de 13,2 m y un diámetro máximo de 4,2 metros. El telescopio puede obtener imágenes con una resolución óptica mayor de 0,1 segundos de arco.


Vista de nuestro planeta desde el interior de la nave:





Veamos algunas imágenes:

Via Láctea (marcado nuestro Sol)


La Tierra con nubes:
 


La Tierra sin nubes:
 
 


Tierra con Luna Creciente:



Tierra con Luna Nueva:
 


Tierra con Luna Llena:



El sol:


Venus sin nubes:



Mercurio:


Marte:




Júpiter:



Saturno:
 


Urano:





Neptuno:



Plutón:
 


La Vía Láctea:


Las palabras sobran cuando nos tropezamos con estos monumentos de luz y color.





MÁS ALLÁ DE NUESTRO SOL HAY UN GRAN UNIVERSO.

 
Antares es la 15ava estrella mas brillante en el cielo. Está a más de 1000 años luz.



AHORA, ¿CUAN GRANDES SON LAS COSAS QUE NOS INQUIETAN HOY?


¿CUÁLES SON LAS COSAS VERDADERAMENTE IMPORTANTES?


MANTENGAMOS LA VIDA EN PERSPECTIVA!


 

Contempla esta foto unos instantes, fue tomada en 2004, al llegar a los anillos de Saturno:



En ese puntito azul, estamos todos.


Todas nuestras guerras…

Todos nuestros problemas…

Toda nuestra grandeza y toda nuestra miseria…

Toda nuestra tecnología, nuestro arte, nuestros logros…

Todas las civilizaciones, toda la fauna y la flora…

Todas las razas, todas las religiones…

Todos los gobiernos, países y estados…

Todo nuestro amor…y nuestro odio…

Siete mil millones de almas…

Podríamos tomar esta fotografía como una lección de humildad…

Y como un doble mensaje: por un lado, de nuestra pequeñez en el universo, de lo irrelevantes que son

nuestros problemas y diferencias, cuando los vemos a esta escala… Pensar que nos arrogamos al decir "esto está bien esto está mal...aquí falta algo..."

Y por otro lado, de lo importante que es que cuidemos este puntito azul... pues es el único hogar que tenemos.

¡Nadie es extranjero ! 

APRECIEMOS EL HOGAR DE TODOS! ¡NUESTRO HOGAR!

¡El legado para nuestros hijos!


Es tiempo de tomar conciencia sobre la necesidad de desarrollar el Amor Universal, por todas las criaturas sobre la Tierra y en especial por nosotros, la raza Humana, sin diferencias de raza, credo, color de la piel. Nosotros, estas criaturas pequeñísimas, en un planeta también pequeñísimo en la infinidad del Cosmos.

viernes, 13 de enero de 2012

Ama y sirve...

Ama y sirve a toda la humanidad.


Ayuda a cada uno.

Vive en la alegría.

Sé amable.

Sé un motor de felicidad imparable.

Ve a Dios y al bien en cada rostro.

No hay ningún santo sin pasado.

No hay ningún pecador sin futuro.

Reza por cada alma.

Si no puedes rezar por alguna, déjala que siga su camino.

Sé original.

Sé creativo.

Atrévete, atrévete y atrévete más todavía.

No imites.

No te apoyes sobre las huellas de los demás.

Piensa por ti mismo.

Toda la perfección y todas las virtudes de la Deidad están escondidas dentro de ti. Revélalas.

El salvador está en tu interior. Revélalo.

Deja que su gracia te emancipe.

Deja que tu vida sea la de una rosa que, en el silencio, habla el lenguaje del perfume...

Autor: Babaji


Enviado por Martin Porperzi

lunes, 9 de enero de 2012

La madre que ha abortado...

La madre que ha abortado, necesita tomar a su hijo como hijo, darle su lugar, reconocer lo que pasó y despedirse de él.


Gracias a lo aprendido con Bert Hellinger (*) puedo acompañar en mi consultorio a madres que han abortado (voluntarimanete o no) y necesitan elaborar ese pasado de sus vidas, para poder continuar libres de tanta carga y dolor.

Cuando la madre ha abortado de manera voluntaria, en un diálogo con ese hijo abortado, se hace cargo y le expresa (elije la frase que más resuene en tu alma):

Soy tu madre y te tomo como mi hijo.
Te rechacé como rechacé a tu padre. Ahora asumo las consecuencias de haberte matado...
Eres mi hijo nº…, tienes otros hermanos, mas grandes, mas pequeños. Tu padre es …
Ahora estás muerto, todo ha terminado para ti. Puedes descansar en paz

“Ahora te veo como mi hijo o mi hija. Soy tu madre. Te exigí que tú que mueras en mi lugar, y has muerto en mi lugar, para que yo viva. Gracias.
Ahora te tomo para siempre en mi corazón. Que descanses en paz. Te dejo ir. Yo elijo seguir viviendo”.

Cuando el aborto ha sido involuntario, la madre le expresa su amor de madre, su comprensión del sufrimiento que pasó, le dice su lugar entre sus otros hijos (hermanos del bb) y luego le permite descansar en paz.

Mientras los hijos abortados permanecen en secreto familiar y la responsabilidad no es asummida, esto no solo afecta a la madre y al padre (suelen tener conductas de autocastigo, inconscientes), sino también a todos los hermanos y a la generación siguiente, queriéndoles seguir en la muerte o en la exclusión.
De allí que es es esencial hacer este trabajo de re-conocimiento e inclusión de ese hijo en el alma familiar.

Gracias a los aportes y observaciones de este sabio filósofo alemán, hoy sabemos que basta con que este hijo sea mirado y reconocido como parte de la familia, para que todo el sistema familiar se alivie de la carga emocional que estas situaciones no resueltas generan.

Los abortos y embriones, una vez vistos y tomados en el corazón, están en paz con su destino. Ellos han muerto para que los demás vivan, para que sus padres o sus hermanos vivan.

Mirar con amor... hacerse cargo... dar un lugar en el corazón... y aceptar que nadie pudo ser diferente a como fue... desde ahí, es posible transfromar esa energía de muerte en energía al servicio de la Vida!

 «El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; 
convertíos y creed en la Buena Nueva»
Mc 1,15

jueves, 5 de enero de 2012

Nuestra vida comenzó con el amor de nuestros padres


por Bert Hellinger

Nuestra vida comenzó con el amor de nuestros padres. Ellos se amaron antes de que nosotros naciésemos y en ese amor se convirtieron en hombre y mujer – del modo más profundo. De ese amor surgimos nosotros. Nosotros los miramos como pareja y miramos su amor de hombre y mujer. Nuestros ojos comienzan a brillar. ¿Qué podría ser para nosotros y para ellos más bello y más grande, y profundo y rico y tener mayor consecuencia? Abrimos nuestro corazón a ese amor y le respondemos con alegría y esperanza.

De ese modo comenzó también nuestro amor, a través del amor de esos padres, nuestros padres. Nosotros le respondemos a ese amor tomando esa vida de ellos – tomándola toda, así como nos viene de ellos. No se trata de su vida, solamente viene a través de ellos. Pues detrás de ellos están sus padres y los padres de ellos y también los de ellos, por muchas generaciones. A través de todos ellos esa vida ha fluido, pura, sin que nadie haya podido quitarle o agregarle nada. Esa misma vida fluye a través de ellos hasta nosotros. Todos lo hicieron bien. Nadie fue peor, nadie fue mejor. En la transmisión de la vida todos fueron perfectos y todos fueron buenos.

Así miramos ahora a nuestros padres, tal como ellos son, y los vemos perfectos, perfectos al servicio de la vida. Independientemente de lo que ellos hayan hecho o pensado, y más allá de lo que fue su destino; como nuestros padres todo lo hicieron bien. En la transmisión de la vida ellos fueron perfectos. Así, como esos padres perfectos que todo lo hicieron bien, los tomamos en nuestro corazón y les respondemos con la vida y con el amor que a través de ellos comenzaron para nosotros.

Junto a nuestros padres también tomamos a sus padres y a todos nuestros antepasados, y a todos con quienes estamos en sintonía y ellos con nosotros, más allá de lo que esto pueda exigir de nosotros y regalarnos. Los miramos a todos y a cada uno le decimos “Sí”. También a cada uno le decimos: “Gracias”. Junto con ellos nadamos en la gran correntada de la vida, dondequiera que ella nos lleve. Y a esa correntada le decimos: “Nado contigo, dondequiera que tú me arrastres, lejos o cerca. Yo nado contigo. Yo me dejo llevar”.

Bert Hellinger

Creer en Dios, tener Fe, es saber que detrás de todo y todos está Él, guiándonos, conduciéndonos...
Cuando nos dejamos llevar por Él, estamos en Paz.

«Sígueme»
Jn 1, 43

martes, 3 de enero de 2012

Todos los Caminos de Bondad...

OBRAS son AMORES...

Sacerdote y Santafesino del Año:
padre Javier Albisu

Por la obra solidaria que lleva adelante en Alto Verde, fue distinguido como el Santafesino del Año 2011 el 16 de diciembre pasado. Lo eligió un jurado integrado por reconocidos actores de la ciudad y directivos de El Litoral, medio que todos los años distingue a las personalidades que dejaron una huella a través de sus acciones en diferentes ámbitos.

INFANCIA. “Soy el último de 15 hermanos. Mi padre fue médico. Trabajaba para una fábrica de vidrio en Avellaneda (provincia de Buenos Aires) y además en otros lugares para poder sostenernos. Mi madre tenía con nosotros, 10 varones y 5 mujeres, trabajo más que suficiente. En casa vivía mi abuela. Pasé una infancia muy linda. Seguramente por el número de hermanos que éramos, desde chicos nos inculcaron una serie de valores que nos sirvieron para aplicar en la adultez. Mis padres permanentemente nos remarcaban que en casa éramos muchos y todos teníamos que ayudar. También nos decían que los gastos eran para las cosas fundamentales y que cada uno tenía su lugar en el hogar y había que respetarlo. Como ocurre en familias numerosas, nos pedían que cuidáramos mucho lo que teníamos ya que el que venía atrás lo heredaba. Pero por sobre todas las cosas nos decían que debíamos agradecer. Cuando cuento que soy el último de 15 hermanos me preguntan cómo era la mesa familiar. Y en realidad eran dos mesas. En una estaban los grandes y en la otra los cinco más chicos de la casa. Tuvimos que aprender a esperar, porque a la hora de servir la mesa se empezaba por los más grandes. En mi infancia también pasé momentos duros. Entre ellos, el fallecimiento de dos de mis hermanos a causa de su militancia política. Tenían 21 y 27 años, y murieron en los tiempos turbulentos del país entre 1973 y 1976. La fortaleza de mis padres y la unión entre los hermanos nos ayudó a afrontar ese dolor”.

VOCACIÓN. “Mi vocación sacerdotal es la siembra del testimonio de mis padres. Mi papá recorría las barriadas del gran Buenos Aires como visitador médico y, debido a que tenía mucho trabajo, los domingos lo teníamos que acompañar. Ese era nuestro paseo semanal. A nosotros nos encantaba porque íbamos en auto y a él también le gustaba mucho que lo acompañáramos. Recuerdo que, mientras atendía a la gente con mucha calidez y alegría, lo esperábamos adentro del auto. Mi mamá sembró mi Fe en un Dios al que vivía ofreciéndole sus esfuerzos. Cuando hice mi secundaria con los jesuitas, en el Colegio del Salvador, sentí el carisma de la Compañía de Jesús. El testimonio de los jesuitas del colegio me atrajo y me hizo entender una llamada a servir de una manera que desde mi infancia estaba puesta en mi corazón. A los 17 años, cuando terminé el secundario, ingresé al Seminario. A los 31 me ordené sacerdote, luego de 14 años de formación que no sólo fueron de estudio”.

Importante distinción. “Con respecto al reconocimiento que recibí del diario El Litoral debo decir que me sorprendió. Para mí fue una sorpresa estar entre los diez seleccionados como posibles candidatos. Aún hoy no entiendo cómo llegué ahí, cómo llegue a estar propuesto para esa distinción. Cuando me lo comentaron, lo primero que hice fue pedirle a Dios que el elegido como Santafesino del Año fuese otra persona. Creo que la misma gente que fue viendo el trabajo que estamos desarrollando en Alto Verde fue la que me ayudó a entender el bien que estamos haciendo a la comunidad y me quedé más tranquilo. Agradezco el reconocimiento que me dieron, pero para mí la santafesina del año es María Castro. Ella, por cómo lucha por construir su esperanza día a día, es la verdadera merecedora del premio”.

PROYECTO UNO POR UNO. “El proyecto Uno por Uno, Uno más Uno que impulso en Alto Verde puede ayudar a que toda la sociedad se acerque sin miedo a una realidad que nos desborda a todos, a que se interese por lo que le pasa al otro y colabore de alguna manera. Con esta iniciativa lo primero que hacemos es acudir a la ayuda solidaria de la gente. Este proyecto es eso: es hacer lo que uno haría por uno, por otro. No es algo novedoso. Si pensamos bien, acudir a la ayuda solidaria de la gente es la manera que tenemos todos de afrontar aquello que necesitamos y nos desborda. Algunos ejemplos son la enfermedad de un familiar que debe ser tratado en el exterior y necesita recaudar dinero, la búsqueda de un ser querido cuyo paradero se desconoce, entre otras situaciones. Aprovecho para agradecerles de corazón a todas las personas que se sumaron de alguna manera a este proyecto y colaboraron para hacer realidad el sueño de María Castro: una casa digna donde vivir. A futuro, estoy convencido de que el mismo Dios que comenzó todo esto, lo seguirá acompañando. Dar y darnos es siempre fuente de una plenitud muy honda, y creo que quienes lo vayan probando no querrán dejar de repetirlo”.

BIOGRAFÍA
El padre Javier Albisu tiene 46 años. Nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 5 de abril de 1965. Pertenece a la comunidad jesuita. Llegó a Santa Fe hace 2 años, luego de haber sido sacerdote en Concordia (provincia de Entre Ríos). Fue designado cura párroco de Alto Verde donde, impactado por la realidad del barrio costero, impulsó en agosto de este año el proyecto solidario Uno por Uno, Uno más Uno. Por dicha iniciativa fue distinguido por El Litoral como el santafesino del año en la categoría Trabajo Comunitario.

ABORDAJE INTEGRAL
El proyecto Uno por Uno, Uno más Uno consiste en abordar de manera integral la realidad concreta de una familia de Alto Verde, lleve el tiempo que lleve, para luego continuar con otra. Una respuesta desde lo habitacional forma parte de ese abordaje. La cantidad de familias del barrio costero que precisan ayuda son varias, por lo que el sacerdote no sabía por dónde empezar. Inspirado en la Madre Teresa de Calcuta, comenzó a trabajar para hacer realidad el sueño de María Castro: tener una casa digna para habitar con su hijo. A mediados de enero, la edificación estará terminada.

Compartido por Laura Dellacqua

Fuente: Diario "El Litoral",http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2011/12/31/nosotros/NOS-06.html

 Tomar conciencia que sí tenemos el poder de ayudarnos los unos a los otros...

Y decidirnos a vivir una vida de servicio a otros, y por ende a nosotros mismos...