sábado, 31 de diciembre de 2011

En este Año Nuevo...

Mantengamos la serenidad... y no perdamos tiempo especulando sobre lo que pasará...

Si nuestros pensamientos y acciones están al servicio de la Vida, nuestro futuro será inevitablemente bueno.

Cada año que pasa es un ciclo que culmina, la tierra ha dado un giro alrededor del sol y comienza uno nuevo... Cada año que pasa algo avanza, en el cosmos y en nosotros también, como parte del todo que somos.

¡Les deseo lo mejor!

Sintonicemos con estos ciclos cósmicos... dejemos que el año pasado sea pasado, tal y como fue, sin lamentar nada de lo que pasó; y nos abrimos al nuevo año con todo lo que nos trae... sin preocuparnos por lo que vendrá... con Esperanza y Fe, sabiéndonos guiados por Algo Grande... unidos todos... en sintonía con la Fuerza de la Vida que mueve todo y todos...

 ¡FELIZ  AÑO NUEVO!
Demos gracias por todo lo vivido y compartido en el año que se va. 

y nos abrimos a continuar el Camino en el año nuevo, agradecidos por cómo será,

animándonos mutuamente,

Pleno de AMOR y PAZ.

¡Que disfrutes de todo lo que te ofrezca el nuevo año!


"Estamos guiados en nuestra vida por una Fuerza que nos toma a su servicio, para el beneficio de muchas vidas"

"Cada año nuevo tomamos conciencia que nosotros y el mundo continúan su marcha, unidos en un movimiento eterno al cual nos abandonamos y en el cual podemos confiar"
Bert hellinger

viernes, 30 de diciembre de 2011

Se acerca un final... y una nueva apertura...


Miramos hacia delante y dejamos atrás lo que ya pasó...

La esencia de la Vida es hacia adelante...

«Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el Reino de Dios»
Lc 9, 62

¡¡FELIZ FINAL DEL 2011!!
¡¡FELIZ 2012!!

miércoles, 28 de diciembre de 2011

El asentimiento

de BERT HELLINGER, del libro "PLENITUD - El viaje del Nahual".
Ni bien asiento a alguien tal como es, él se libera de mí y yo me libero de él.

Al mismo tiempo, mi asentimiento me une a él.

A través de mi asentimiento viene a mi encuentro; viene, libre, a mi encuentro.

Ante mí no necesita esconder nada. No necesita ocultarse porque para mí puede estar tal como es.

Mi asentimiento le permite mostrarse ante mí.

En mi asentimiento hacia el otro también me asiento a mí tal como soy. Dado que yo me asiento a mí mismo, me muestro tal como soy, porque mi asentimiento a mí es independiente del asentimiento de los otros hacia mí.

Es cierto que mi asentimiento a mí, dado que gracias a él no necesito ocultar nada frente a otros, también hace más fácil para los demás asentir a mí.

A través de mi asentimiento hacia mí en lo más íntimo me vuelvo igual a ellos y no me encuentro ni por encima ni por debajo de ellos.

El asentimiento es un movimiento creador. El efecto que tiene permite avanzar. Pone en funcionamiento a algo. Al mismo tiempo, supera aquello que se le contrapone. Lo nivela. A través del asentimiento hacia mí, hacia los otros y hacia todo en el mundo tal como es, nuestras relaciones se vuelven sencillas por estar más allá de las propias expectativas y angustias. Todo se despliega a su manera y está al servicio de todo lo demás al mismo tiempo.

Nuestro asentimiento también asiente a los límites, se mueve dentro de sus límites. También asiente a los opuestos y los sintoniza entre sí. Los une de manera creativa y los hace prosperar.

Este asentimiento es amor, libre de intención y libre de temor. Está en sintonía con aquel movimiento creador del cual todo aquello que existe toma su existencia y que, asintiendo, lo mantiene en existencia tal como es.

Este asentimiento completa —todo.

de BERT HELLINGER, del libro "PLENITUD - El viaje del Nahual".

«He aquí la esclava del Señor;
hágase en mí según tu palabra»
Lc 1,26-38

"...que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones"
Lc 2, 35


lunes, 26 de diciembre de 2011

Una apuesta segura...

Loteria del Amor



Si quieres ver tu sueño realizado,
CONSTRÚYELO DESPACIO.

Si quieres vivir la vida libre,
tómate tu tiempo.

Haz pocas cosas pero hazlas bien,
los gozos simples son sagrados.

Día a día, piedra a piedra
construye tu secreto despacio.

Día a día, a la par crecerá
y la gloria del cielo conocerá.

San Francisco de Asis

Feliz Navidad a todos una vez más! y Feliz comienzo del 2012!

«vio y creyó»
Jn 20,8

viernes, 23 de diciembre de 2011

Vivir DESPIERTOS esta NAVIDAD...

Navidad... Tiempo para tomar conciencia de uno mismo... de nuestra real esencia... AMOR


Más allá de las cenas y regalos que compartimos, la Navidad tiene una esencia de simplicidad y un sentido profundo.

La Navidad es un buen momento para profundizar nuestra mirada, meditar, tomar conciencia de uno mismo, agradecer todo lo logrado este año y fijar nuevos objetivos hacia los cuales elegimos dirigirnos, tomando decisiones y comprometiéndonos a realizarlas; momento para apreciarnos, valorarnos y poner nuestros dones y talentos al servicio de los demás y el bien común.
Y si nuestro Maestro es Jesús, recordar su mensaje y obra para tomarlos como guía de nuestras vidas.

Desde este paradigma, Navidad es una actitud interior, un compromiso con uno mismo y con la Vida, que compartimos con otros, con festejos y alegrías.

Que en esta Navidad elijamos espejar nuestras almas, libres de caretas que muestran lo que no somos, convertirnos en faros de luz y paz, y re-nacer al Amor, nuestro real origen... asi sea! Feliz Navidad!

Te deseo Amor, Paz, Prosperidad y Felicidad!

«Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador»
Lc 1, 46

"...me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi maravillas el Poderoso"
Lc 1, 49

“…se abrió su boca y su lengua, y hablaba bendiciendo a Dios”
Lc 1, 64

Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año. 
Charles Dickens

(video compartido por Laura Ferraro)

martes, 20 de diciembre de 2011

"CAMINO DEL AMOR"

¡Te presento mi nuevo libro!
El n° 7  de la Colección Salud Integral, escrita conjuntamente con el Dr. Roberto F. Ré, a través de la Editorial San Pablo.

El Amor recorre un Camino de purificación... re-conocerlo es esencial para lograr una vida plena y feliz.
¡Te lo recomiendo!


El amor es el camino y, transitando por él, el hombre evoluciona desarrollando todas las dimensiones humanas que le son propias: física, emocional, mental, social, valórica y espiritual. Este desarrollo lo va construyendo y consolidando de acuerdo con el ordenamiento que Dios le otorga”, afirman los autores en el inicio de la obra. Fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, que es amor. Todos tenemos la semilla del amor en nuestro interior, pero esta semilla no puede germinar sin nuestros cuidados. Sólo nosotros podemos hacerla crecer, atravesando un camino de maduración con luces y sombras, encuentros y desencuentros amorosos.

Al igual que los demás libros de la Colección “Salud Integral”, estas páginas tiene el propósito de promover el reconocimiento del potencial interior de las personas y comprender que es posible transformarse uno mismo para transformar nuestro mundo exterior.

En estas Fiestas, ¡regala CONCIENCIA!

Puedes adquirir los libros en la librería virtual de la Editorial San Pablo en esta dirección:

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra»

lunes, 19 de diciembre de 2011

Hace 25 años me convertía en MADRE...

Trayendo a la VIDA a mi hija primogénita NOELIA JOSEFINA
¡GRACIAS PADRE DEL CIELO POR LA BENDICIÓN DE
CO-CREAR!

¡TRANSMITIR VIDA ES MI MAYOR RIQUEZA!

"No temas...
tu petición ha sido escuchada..."
Lc 1,5-25

¡Feliz cumpleaños hija!

Te di la VIDA...
¡Ahora CUIDALA!
Tienes mi bendición para hacer tu propio camino, y ser Feliz Sirviendo a la Vida!
¡Adelante! que la Vida mira hacia ADELANTE!

domingo, 18 de diciembre de 2011

Honro su destino... Ahora yo sigo hacia adelante...


Recuerda que la felicidad solo depende de ti, especialmente

de tu actitud ante la Vida.

No esperes que los otros cambien para ser feliz, nunca será así...

cambia tu...

toma la Vida tal como te fue regalada y haz algo bueno con ella...

servir a la Vida hace feliz!

¡Que tengas una excelente semana y un maravilloso 2012!

viernes, 16 de diciembre de 2011

La gratitud es Luz

Enciéndela y repentinamente verás todas las cosas hermosas en tu vida.


Da gracias por lo que tienes; recuerda que todo en la vida son experiencias que debemos vivir y aprender. 
Tener una actitud positiva ante la vida a veces cuesta, pero definitivamente nos hace la vida más placentera.

«Estad siempre alegres y orad sin cesar.
Dad gracias por todo»
1Tes 5,16-17


miércoles, 14 de diciembre de 2011

De la Ambición al Significado

Un film que invita a reflexionar sobre el sentido de la vida, las relaciones entre las personas y la siempre presente posibilidad de que todo puede adquirir un significado.





domingo, 11 de diciembre de 2011

Respetar a la pareja

significa asentir a él/ella tal y como es

Respetar a la pareja significa asentir a él/ella tal y como es.

Respetamos a nuestra pareja cuando somos capaces de decirle:

- “Te quiero y te respeto a ti y a tu familia, tus valores, tu pasado y tu destino. En ti quiero y respeto a tu padre y madre. Quiero y respeto lo que te guía a ti y a mi. Tal y como eres, está bien para mí”.

Querer re-educar o cambiar a nuestra pareja como si se tratara de un niño/a, es no respetarle tal y como es.

Y cuando se rechaza a uno o ambos padres de la pareja, también se está rechazando a la pareja.

En la relación entre el hombre y la mujer, ambos dan lo que tienen y toman lo que les falta; pero quien no ha tomado a sus padres tal y como son, no tendrá mucho para darle a su pareja; ya que permanece estancado en sí mismo, sigue siendo como un niño y no puede desarrollarse como adulto.

Cuando se elige la pareja en relación a las necesidades de cada uno, no se está mirando a la pareja sino buscando aquello que no se pudo tener de los padres, en especial a la madre, exigiendo a la pareja lo que uno cree que su madre/padre no le han podido dar.

En cambio, cuando hemos tomado lo recibido de nuestros padres con agradecimiento, elegiremos la pareja para poder disfrutar lo recibido y compartirlo con un otro.

El hecho de haber tomado lo recibido con agradecimeinto, nos hace sentir muy bien con uno mismo, y nos da la fuerza vital necesaria tener proyectos propios, y desde allí, es posible encontrar una persona que también se sienta bien consigo misma, con sus proyectos, y desee compartir junto con un otro su camino de vida.

Sin este aprendizaje, es probable que se generen vínculos dependientes, donde uno espera del otro que le dé lo que sus padres no le han dado, lo cual genera miedo al abandono, miedo a mostrarse tal y como es, necesidad de controlar, etc.

También es necesario reconocer y dar un lugar a todas las parejas que han pasado por nuestra vida, de lo contrario, no es posible estar disponible emocionalmente para "lo nuevo".

Una buena separación se logra cuando los compañeros mutuamente se dicen:

-“Te quise mucho. Todo lo que te di, lo di con gusto. Gracias por lo que tu me has dado. Por aquello que entre nosotros no resultó, yo asumo mi parte de responsabilidad y a ti te dejo la tuya. Te llevo siempre en mi corazón. Estás libre y estoy libre”.

Las tres palabras claves del amor en la pareja son: sí, gracias, por favor.
, te quiero y te tomo tal y como eres, 
Gracias por ser como eres, gracias por todo lo que me has dado,  
Por favor, te necesito.
Bert Hellinger

sábado, 10 de diciembre de 2011

A mi amado nieto

¡Que hoy cumple su 1° añito de vida!

Querido Gian:

Quiero que sepas que estoy feliz de ser tu abuela, y que te amo con todo mi corazón.

Eres la ramita más verde y hermosa de nuestro árbol familiar.

Desde que llegaste, tu presencia no sólo irradió Luz, Alegría y Felicidad, sino que renovaste la vida de todos nosotros! Especialmente, la de tu mami Noelia, que recuperó su salud y natural belleza desde tu nacimiento!


¿Sabes? Siempre dije que mis mayores tesoros son mis hijos, que mi hija mayor te haya traído a este mundo, ¡enriqueció mi vida!

Y vino Juan... Mt 11,16-19 ¡Este fue el evangelio del día de tu nacimiento!

¡Gracias por existir! ¡Bendigo tu vida! ¡Te amo!

Tu weli weli =)


Desde mi lugar de abuela, visualizo a los padres y al niño:

-A la mamá y al papá de Gian:
“Es vuestro hijo, y sólo vuestro hijo. Gracias por haberme dado este nieto”. 

-A Gian: 
“Gian, ellos son tus padres, y nosotros tus abuelos”


Visualizo ahora a la pareja actual de mi hija:

-A la pareja actual de mi hija:
“Gracias por hacer feliz a mi hija. Gracias por ser como eres. Gracias por respetar al padre de mi nieto”


¡Transmitir vida es una bendición!

«Estad siempre alegres y orad sin cesar. 

Dad gracias por todo» 

1Tes 5,16-17

viernes, 9 de diciembre de 2011

La sintonía con el movimiento del Espíritu Creador



Los movimientos del Espíritu nos llegan como si fueran especialmente para nosotros, para nuestra persona.
Los experimentamos como si alguien se ocupara de nosotros personalmente, como si nuestra vida y nuestras acciones fueran para él algo único y especial. Esta es una experiencia muy profunda.

A veces estamos tentados de considerar una experiencia semejante como una distinción, como si fuéramos queridos y guiados de forma particular por ese Espíritu.
Pero como se trata de un movimiento del Espíritu, también está dedicado a todos los demás.
Este Espíritu los mueve de tal manera que también ellos vivencian que son queridos y guiados de forma personal.

¿Qué significa esto para nosotros?
¿Qué exige de nosotros?
Que también nosotros, igual que ese Espíritu, asintamos a todos, personalmente.

¿Qué ocurre entonces con nosotros?
Que entramos en sintonía con los movimientos del Espíritu de tal forma que con ellos nos elevamos por encima de nosotros mismos, a pesar de percibirlos personalmente.
¿Nos percibimos entonces menos nosotros mismos o más nosotros mismos, es decir más personalmente o menos personalmente?
Nos percibimos personalmente, pero con más amplitud, como si abarcáramos más.
Igual que ese Espíritu, asentimos a nosotros mismos y a todos los otros en la misma forma, personalmente.

Por Bert Hellinger, del libro “Mística Cotidiana”, 2008, “Personalmente” p. 68

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Diciembre es un mes espiritual...

un mes para la reflexión y el descanso...
Diciembre es un mes espiritual, un mes para la reflexión y el descanso, para dejar que pacíficamente las vivencias se acomoden, asimilar lo que se vaya presentando, observar las tensiones internas y disolverlas con meditaciones, y abrirse hacia una visión más amplia de la realidad… un buen momento para cerrar todo aquello que ya no queremos más...

Todos somos responsables y actores importantes en el cambio planetario que se está produciendo.

Lo que importa es el estado de conciencia que proyectamos en el entramado universal.

Puedes ser un empleado silencioso entre papeles sin sentido, sin embargo tu espíritu puede estar resonando en una alta frecuencia de Amor y desde allí irradiar paz y equilibrio en esa parte del universo que te tocó habitar.

Quizá estás aprendiendo a fortalecer tu espíritu en medio de las dificultades, a ser una poderosa luz en la oscuridad… Dios sabe de tu tarea silenciosa y efectiva...

En este momento evolutivo es esencial poner orden en todo tipo de relaciones humanas.
Es nuestra responsabilidad sostener la autenticidad y el equilibrio en todos nuestros vínculos.

La meditación fortalece nuestro interior. Podemos centrarnos en el corazón... permitir que la Luz y la Verdad se irradien desde allí...buscar conexión con nuestro Creador...con las nuevas ideas evolutivas…

Que en estas fiestas navideñas podamos re-encontrarnos desde el AMOR, recordando el verdadero sentido: JESÚS vino a la Tierra para enseñarnos el AMOR Grande y Maduro.
Ese amor es agradecido y dice "si" a la Vida tal y como es.
Una oportunidad para sintonizar con Él.
¡Así sea! ¡Te deseo lo mejor!

«Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados (...)
y hallaréis descanso»
Mt 11,28

Talentos para disfrutar

martes, 6 de diciembre de 2011

Nuestra inagotable Fuente Interior

es constantemente regada por el amor de DIOS
No existe mayor éxito que escuchar a nuestro corazón
y ser nosotros mismos.

por Rafael Cáceres, terapeuta en medicina natural, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española para la Difusión de la Espiritualidad.

Un déficit de alguno o de varios de los nutrientes mas esenciales, puede desencadenar en nuestro organismo cansancio, falta de energía, desánimo, depresión, alteraciones del sistema inmunológico, desequilibrios digestivos y nerviosos, acentuar los miedos, las fobias, la ansiedad, y abrir así las puertas a la aparición de múltiples enfermedades, que en realidad son una: la enfermedad.
Estos desequilibrios, pueden sumergirnos en un temporal o permanente malestar sin que sepamos o podamos conocer en muchas ocasiones el origen de toda esta trama sintomática.
Estas situaciones pueden reafirmar en nosotros la incertidumbre, la incapacidad y la impotencia, alimentando pensamientos recurrentes de pesimismo, que nos impiden enfrentarnos a las experiencias, y a acometer transformaciones enriquecedoras para nuestra vida; de ahí la vital importancia de nutrirnos de alimentos llenos de vida, bañados por el sol, cultivados con respeto a la tierra, con amor en suma.

Deberíamos desterrar para siempre la creencia tan enraizada y extendida de que los desequilibrios y el malestar que acompañan a la enfermedad se pueden abordar con un enfoque exclusivamente sintomático y farmacológico, sin profundizar en la génesis o causa de estos desequilibrios.

Esas mal denominadas “curaciones”, basadas en la supuesta lucha contra la enfermedad, están sustentadas en la ausencia de un verdadero y profundo conocimiento del ser humano, y de la infinita sabiduría, poder e inteligencia que despliega la vida cuando caminamos y vivimos en estrecha y total sintonía con nuestra esencia y naturaleza humana, escuchando el constante murmullo y fluir de la conciencia que el universo alberga en su seno.

De igual modo que una alimentación desequilibrada e insuficiente nos enferma el cuerpo, también las carencias y los desequilibrios emocionales, amorosos y espirituales son la causa común de muchos sufrimientos estériles, que en lugar de liberar, aprisionan y oscurecen nuestra vida.

Si estamos tristes y desesperanzados, estamos instalados en la rutina, hemos abandonado el entusiasmo y la confianza, o nos consideramos inmerecedores de amor… incapaces de dar un paso adelante y arriesgarnos… Ninguna píldora mágica o ningún antidepresivo, ni ninguna circunstancia por favorable que pueda parecernos nos ayudaran en verdad a abandonar esas situaciones de malestar y sufrimiento.

Si nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestro cuerpo y nuestro espíritu, no están en armonía con uno mismo y con el mundo, no podemos alcanzar la verdadera curación.
Muchas mal llamadas enfermedades son la expresión inequívoca de esos desequilibrios (alimenticios, emocionales, espirituales, mentales) entre los que vivimos.

Si no sentimos amor, si no somos capaces de expresar gratitud por la vida y por todo cuanto nos ha sido dado y regalado, si vivimos inmersos en la frustración, el resentimiento, y nadamos continuamente entre los sentimientos de miedo, culpa, y prejuicios, ¿cómo vamos tan siquiera a aproximarnos a la alegría, a la serenidad, al autentico amor en definitiva, que es el mejor sostén, alimento y medicina para nuestra vida?

Si estamos siempre condicionando todos y cada uno de nuestros pensamientos, conductas o actos a la obtención de algo o de algún beneficio exclusivamente personal, y cuando no lo conseguimos nos enfadamos, culpamos, rechazamos, enjuiciamos, ¿para que nos sirven entonces todos nuestros aparentes y nobles propósitos y anhelos?

Si necesitamos ser amados, acariciados, comprendidos, aceptados… ¿Por qué en lugar de reprimirnos, negarnos o exigirlo a otros, no comenzamos con y en nosotros mismos, a compartir, dar y practicar desde hoy esta realidad, a todos cuanto nos rodean?.

El índice de bienestar y felicidad en nuestra vida no depende, como comúnmente solemos creer, de lo que las circunstancias, el azar u otros caprichosamente nos puedan conceder; sino de nuestra inagotable fuente interior, que no puede nunca secarse, porque somos un recipiente profundo, una extensión infinita que es constantemente regada por el amor del universo y de DIOS.

Nos sanaremos cuando restituyamos el amor en nuestra vida, en nuestro corazón y nuestro espíritu; cuando nos encontraremos bien y sepamos que ya lo tenemos todo, que ya lo somos todo, y que no tenemos que correr desesperados tras los logros o los éxitos, porque no existe mayor éxito que escuchar a nuestro corazón y ser nosotros mismos. Todas las búsquedas, todas las técnicas y conocimientos, todas las doctrinas, no nos serán de gran ayuda si no desplegamos nuestras alas, sino perdemos los miedos que nos atenazan, y nos erigimos en nuestros propios maestros y alumnos, siguiendo únicamente el sendero del amor… Un amor sin condiciones, porque los maravillosos frutos que nacen del autentico y elevado amor, son siempre deliciosos, sanadores y hermosos. Sino sientes en tu vida todo esto… enriquece desde hoy mismo el terreno que habitas, cultivas y siembras, verás como todo es distinto, y como tu te transformas en lo que eres, y siempre has sido: un hijo del amor, un creador de milagros, un forjador de verdad, paz y esperanza.

La vida te invita a su fiesta permanente, al aprendizaje continuo sin temor a equivocarte, a la majestuosa sencillez de las cosas hermosas, al deleite incomparable de un abrazo, un beso, una acaricia, y de una fresca y renovadora bocanada de aire fresco y puro...

Compartido por Fernando Rodriguez

domingo, 4 de diciembre de 2011

¡Gloria a Dios!


En momentos felices, alaba a Dios....
En momento difíciles, busca a Dios....
En momentos de tranquilidad, ora a Dios...
En momentos de dolor, confía en Dios...
En cada momento, agradece a Dios...
 


No le digas a Dios tus problemas;
dile a tus problemas cuán grande es tu Dios

viernes, 2 de diciembre de 2011

Despedirse con agradecimiento de nuestras ex parejas...

Ayuda a poder volver a formar una nueva pareja... a que el amor pueda continuar fluyendo a través de ti...


Es bueno agradecer a todas las parejas que se cruzaron en nuestra vida, aun cuando nos parezca que haya sido algo superficial.

Poder agradecerle internamente todo lo que nos dió, todo lo que aprendimos con él/ella.

Luego también es muy importante, poder reconocer y asumir nuestra propia parte de responsabilidad en la separación.

Recordemos que en la pareja, toda la responsabilidad de lo que pasó es compartida al 50 % por ambos.

¿Cómo hacerlo?
Busca un lugar donde puedas estar solo/a y tranquilo/a. Visualiza a la persona, y dile:

"Lo siento, para mi también fue muy dificil. Yo te amé mucho. Lo que te regalé te lo di con gusto. Tú también me has dado mucho y eso lo honro y lo guardo en mi corazón. Por lo que no funcionó entre nosotros yo asumo mi parte de responsabilidad y a ti te dejo la tuya. Y ahora te dejo en paz"


"En una separación, uno primero recuerda aquello que fue bello, sobre todo, el
principio. Se renuncia a la búsqueda de culpas, ni propias ni del compañero.
Después, uno se entrega al dolor y al duelo. 
A continuación, por regla general,
lo necesario puede solucionarse de forma objetiva y pacífica.
Aún otro hecho cabe tener en cuenta: 
en los hijos, uno sigue amando al
compañero, igual que en un principio"
Bert Hellinger