lunes, 13 de julio de 2009

A mi querido hijo RICARDO SEBASTIÁN

En su aniversario de nacimiento

Hoy, 13 de julio, mi segundo hijo Ricardo Sebastián, cumpliría sus años.
Por esos misterios de la vida, él se fue tempranamente de este mundo físico.
Pero no de mi corazón.
Si, es muy cuesta arriba para una mamá aceptar la muerte de un hijo.
Personalmente me ha llevado años pasar del "Saca de mi este cáliz" al "Hágase tu voluntad y no la mía".
Es decir, de resistirme "a lo que fue" hasta poder "aceptarlo".
Lo cierto es que la paz llegó a mi alma cuando pude decir: "si, hágase tu voluntad y no la mía".
Ese camino que nos ha enseñado San José (dijo si a Dios y tomó a Maria por esposa sin comprender su embarazo), la virgen María (dijo a Dios "hágase en mi según tu palabra") y el mismo Jesús en el Getsemaní ("Abba –Padre– todo te es posible: aleja de mí este cáliz, pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya". Mc 14, 36)

Y así fue como la herida sanó y pude decirle:

"Querido hijo:
Tienes un lugar en mi corazón.
Haré algo al servicio de la Vida en tu memoria.
Yo me quedo en la vida un tiempo más.
Cumplo con lo que se me brinda, el tiempo que dure.
Luego me moriré también,
Pero ahora me quedo a Servir a la Vida en tu honra"

Una verdad es que moriremos
Una verdad es que moriremos, que nuestro tiempo de vida incluye un límite.
Esta verdad tiene impacto en nosotros.
¿Cuán diferentemente vivimos si mantenemos esta verdad presente?

Otra verdad es que tenemos una dimensión espiritual
Otra verdad es que tenemos una dimensión espiritual, independientemente de nuestro cuerpo físico, de su comienzo y de su fin.
Y desde esta dimensión percibimos nuestro vínculo con una Realidad Más Grande.

La muerte es un re-nacer desde esta dimensión
La muerte es un re-nacer desde esta dimensión.
Otra manera de ser que tiene un inicio desde donde podemos progresar hacia una plenitud que aún nos queda por alcanzar.

Una culminación del espíritu
"No eres un ser humano en búsqueda de una experiencia espiritual.
Eres un ser espiritual inmerso en una experiencia humana"
Pierre Teilhard de Chardin (1881 - 1955, paleontólogo, monje Jesuita y filósofo)

Para reflexionar
Aqui estoy para hacer tu voluntad
Para que mi amor sea decir que SI
Hasta el final
.
De la canción "En Mi Getsemaní", del P. Eduardo Meana

La espiritualidad nos ilumina el camino
El que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.
El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí
.
Mt 10,37

Percibo que tu alma dice a mi alma:
Voy a encarnar como tu hijo y voy a desencarnar pronto para tu puedas vivir una experiencia que te ayude a DESPERTAR y CRECER.