lunes, 23 de noviembre de 2009

Hombres y Mujeres: El des-encuentro actual


La Humanidad posee dos alas: una es la mujer, la otra el hombre.
Para poder volar necesitamos que las dos alas estén igualmente desarrolladas.


Un poco de historia
Si miramos la historia en occidente, años atrás, el hombre tenía una mayor responsabilidad, mantenía los alimentos y la seguridad de la familia.
Y en la defensa, a veces hasta daba la vida.
Sabía hacer e imponerse.
Era un patriarcado.
El hombre tenía un poder determinado, y había desequilibrio en la relación con la mujer.

Mujeres: de lo privado a lo público
Luego de estar mucho tiempo en el ámbito privado, las mujeres avanzaron hacia lo público.
Actualmente, hay un movimiento donde la mujer llega al mismo nivel en cuanto a mantenerse y ganarse la vida.
Es decir, han logrado desarrollar lo que hasta hace un tiempo atrás, era responsabilidad del hombre.
Sus necesidades han cambiado.
Ya no necesita ser mantenida materialmente por un hombre.
Lo que necesita la mujer hoy es: sostén y contención emocional; sentirse amada y comprendida por él.

La doble jornada
También hay otro detalle, que no es menor: las mujeres avanzaron el ámbito de lo público, pero aún se sienten responsables de las tareas del hogar.
Con lo cual, aparece la doble jornada para mujer: el trabajo fuera de la casa y el trabajo en el hogar.
Y reclama al hombre que la ayude en las tareas del hogar.

¿Qué les sucede a los hombres frente a esto?
En este cambio, el hombre deja su rol de proveedor, pero aún no sabe bien qué es lo que quiere en verdad la mujer.
No la comprende. Entonces se enoja o huye.
El hombre entra en defensiva.
En realidad, las mujeres coinciden que lo que necesitan del hombre es la contención emocional, y la seguridad afectiva.
Pero lo cierto es que estos hombres no fueron formados para esto.
Al contrario. Se les dijo:
-“no llores porque eres un hombre y los hombres no lloran”,
-“tienes que ser fuerte porque eres un varón”.
Así, aprendieron a reprimir sus emociones.
¿Cómo podemos esperar que se conecten con el basto mundo emocional femenino, si ellos no aprendieron a percibir el propio?
Respecto a las tareas del hogar, la mayoría de ellos se resisten:
-“esas son cosas de mujeres… no de hombres…nunca he visto a mi padre lavando platos o planchando ropa…”

Cuando las mujeres desprecian a los hombres
Hoy la mayoría de las mujeres pueden sin los hombres, y muchas veces lo quieren así.
Algunas mujeres desprecian a los hombres, llevando a los niños hacia ellas y excluyen al padre.
Esa superioridad, esa conducta, tiene un precio grave.
¿Por qué?
Porque los hijos extrañan al padre.
Lo muestran en su conducta que lo necesitan y no está.
Luego son leales al padre, porque lo aman, y se lo excluyen como a él.
Nadie puede ser excluido sin que el excluido sea representado de una manera especial, de una manera que no es buena porque causa daño y daña también a la mujer.

Ambos se necesitan
Las mujeres avanzaron en el desarrollado de su parte masculina, logrando una mayor integración.
Pero lo cierto es que necesitan a los hombres, tanto como ellos a las mujeres.
Ellas hoy buscan satisfacer otras cuestiones, relacionadas con las emociones.
La mujer necesita, ante todo, ser amada por el varón.
Y tendrá que aprender a pedírselo, explícitamente.
El hombre necesita a la mujer, pero ante la demanda de esta, huye despavorido.
¿Por qué? porque lo enfrenta con su propia sombra.
¿A qué le llamamos sombra?
A todo aquello que desconocemos de nuestro mundo interno.
El encuentro con una mujer, al hombre de hoy, lo enfrenta con sus aspectos reprimidos y desconocidos de su mundo emocional.
Ante este aspecto aún no desarrollado por los hombres, en la relación con las mujeres, ellos no se sienten reconocidos.
Y una necesidad esencial del hombre, es sentir el respeto y admiración de la mujer.

Generar juntos las condiciones para el cambio
Así como la mujer amplió su campo de acción, hoy los hombres tienen que aprender y ampliarlo también.
Porque ahora se le exige a él otras cosas que anteriormente no se le exigían.
Ellos están dispuestos a hacerlo, si son respetados.
Y ambos dejan algo por el otro, si son respetados.
Hombres y mujeres están llamados a gestar, juntos, el cambio hacia la satisfacción de las reales y auténticas necesidades. A generar las condiciones necesarias para un encuentro íntimo y verdadero.
Luego el amor entre ellos hace posible algo nuevo que en otros tiempos no era posible.

Orden de jerarquía entre el hombre y la mujer
Están en el mismo nivel.
Aquel de los dos que tome la responsabilidad de mantener a su familia, puede tener prioridad, y se encuentra a la derecha.
Cuando la toma el hombre, se encuentra a la derecha de la mujer.
A veces la mujer dice, implícitamente: “yo tengo la prioridad”.
Y está bien si ella se ocupa de la función de ganar el dinero para la familia.
En este caso es ella quien está a la derecha.
Pero esto solo es un reconocimiento a una función, no más.

Para reflexionar
Para que haya un ORDEN del AMOR en la PAREJA,

La mujer le dice al hombre:
Asiento a ti tal como eres
Asiento a ti como hombre tal como eres
Y te respeto como hombre tal como eres.

El hombre le dice a la mujer:
Asiento a ti tal como eres
Asiento a ti como mujer tal como eres
Y te respeto como mujer tal como eres.
Estoy a tu servicio.
Al servicio de la Vida junto contigo
y me hago cargo de toda mi parte.


Se logra la relación de pareja de una manera hermosa cuando ambos se reconocen en el mismo nivel y cada uno tiene un poder especial
Bert Hellinger

La espiritualidad nos ilumina el camino
“Que cada uno AME a su esposa”. Efesios 5, 28
“La mujer debe RESPETAR a su marido”. Efesios 5, 33

Imagen de Romero Britto

Texto publicado en el libro "El Arte de ConVivir", de Maria Guadalupe Buttera y Dr. Roberto F. Ré, Editoarial San PAblo, 2010.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

La Actitud Agradecida

Tiene un gran poder





"El secreto de la Felicidad es estar agradecido."
David Steindl-Rast




El hermano David Steindl-Rast (1993), un erudito monje benedictino, poeta, místico, involucrado en actividades por la justicia social y el diálogo integrativo entre Cristianismo y Budismo, luego de una charla con un grupo y antes de despedirse, dijo que les iba a regalar el secreto de la felicidad.
Miró una por una a cada persona, haciendo silencio y expresó su regalo:
- "El secreto de la Felicidad es estar agradecido."
Volvió a mirar en silencio a cada uno, y luego se retiró de la sala, alegremente.

Agradecer a las personas
Lo que David enunció es verdad.
Y no solo la actitud de dar Gracias a Dios, sino también la de agradecer a las personas que nos rodean; con un actitud de sincera gratitud.

Y expresarlo
Cuando reflexiono sobre mi historia, de niña, de joven, puedo apreciar las personas que fueron mis maestros de vida, que me ayudaron a sentir que la vida vale la pena, más allá de los obstáculos y dificultades, y siento aprecio hacia ellos.
Cuando es posible, se los expreso.

Hace salir lo más precioso
Y cuando podemos expresar el aprecio sincero, en la pareja, en la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, se nos activa lo mejor de nosotros, hace salir lo más precioso que todos tenemos dentro.

Y le da sentido a nuestra vida
La actitud agradecida nos hace ver lo que nos rodea más despiertos, le da sentido a nuestra vida.

Trabajo Personal
Muchas veces recibimos algo valioso de alguien, y en su momento no nos dimos cuenta de lo importante que fue eso que esa persona nos enseñó, nos dijo, nos ayudó a ver, nos sugirió.
Ahora, con una mayor conciencia y más despiertos, podemos hacerlo.
Es algo muy hermoso, tanto para quien recibe las gracias como para quien las da.

-Cuando puedas tomarte un momento para ti mismo, cierra tus ojos y relájate. Respira profundo.
-Visualiza tu vida desde que naciste hasta hoy.
-Observa quiénes en tu historia han hecho cosas por ti, te han dado algo (visible o invisible) por lo cual te sientas agradecido.
-Repasa cada área de su vida y toma nota, incluyendo a las personas que no sean tan importantes afectivamente, pero que significan algo bueno en su vida a partir de sus actitudes (por ejemplo a quien le compras el diario, el verdulero, el sodero, etc...).
Visualiza a esas personas (o a algunas) y expresa tu agradecimiento a cada una, por lo recibido de ellos:
-"GRACIAS... GRACIAS POR SER COMO ERES... "
Luego te diriges al Espíritu de Dios desde donde viene todo movimiento, y le dices:
-"GRACIAS... Por favor... Si..."
Para reflexionar
"Aunque la única plegaria que usted diga en toda su vida sea: gracias, eso puede ser suficiente".
Meister Eckhart

La espiritualidad nos ilumina el camino
“Te daré gracias eternamente por lo que has hecho, y proclamaré la bondad de tu Nombre delante de tus fieles”.
Salmo 52, 11

Hay personas que marcan nuestras vidas e impulsan nuestro crecimiento. Hoy elijo agradecer profundamente a quien marcó mi vida de una manera especial, guiándome al encuentro con mis dones y talentos, con amor y respeto de mis propios tiempos de aprendizaje: MUCHAS GRACIAS Lic. Mónica Aquino Emoticón wink 
También elijo agradecer desde el corazón al Dr. Roberto F. Ré que me ayudó a cumplir mi sueño de publicar un libro y ya son 11 los editados! 
Muchas gracias al Espíritu de Dios, desde donde todos somos movidos hacer algo por un otro: 

"Todo lo que ocurre viene del mismo movimiento. ¿De dónde podría venir si no?” Bert Hellinger
Sí a la vida como es,
Gracias a la vida como es.


Librerías virtuales para adquirir los libros de M. Guadalupe Buttera:

lunes, 13 de julio de 2009

A mi querido hijo RICARDO SEBASTIÁN

En su aniversario de nacimiento

Hoy, 13 de julio, mi segundo hijo Ricardo Sebastián, cumpliría sus años.
Por esos misterios de la vida, él se fue tempranamente de este mundo físico.
Pero no de mi corazón.
Si, es muy cuesta arriba para una mamá aceptar la muerte de un hijo.
Personalmente me ha llevado años pasar del "Saca de mi este cáliz" al "Hágase tu voluntad y no la mía".
Es decir, de resistirme "a lo que fue" hasta poder "aceptarlo".
Lo cierto es que la paz llegó a mi alma cuando pude decir: "si, hágase tu voluntad y no la mía".
Ese camino que nos ha enseñado San José (dijo si a Dios y tomó a Maria por esposa sin comprender su embarazo), la virgen María (dijo a Dios "hágase en mi según tu palabra") y el mismo Jesús en el Getsemaní ("Abba –Padre– todo te es posible: aleja de mí este cáliz, pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya". Mc 14, 36)

Y así fue como la herida sanó y pude decirle:

"Querido hijo:
Tienes un lugar en mi corazón.
Haré algo al servicio de la Vida en tu memoria.
Yo me quedo en la vida un tiempo más.
Cumplo con lo que se me brinda, el tiempo que dure.
Luego me moriré también,
Pero ahora me quedo a Servir a la Vida en tu honra"

Una verdad es que moriremos
Una verdad es que moriremos, que nuestro tiempo de vida incluye un límite.
Esta verdad tiene impacto en nosotros.
¿Cuán diferentemente vivimos si mantenemos esta verdad presente?

Otra verdad es que tenemos una dimensión espiritual
Otra verdad es que tenemos una dimensión espiritual, independientemente de nuestro cuerpo físico, de su comienzo y de su fin.
Y desde esta dimensión percibimos nuestro vínculo con una Realidad Más Grande.

La muerte es un re-nacer desde esta dimensión
La muerte es un re-nacer desde esta dimensión.
Otra manera de ser que tiene un inicio desde donde podemos progresar hacia una plenitud que aún nos queda por alcanzar.

Una culminación del espíritu
"No eres un ser humano en búsqueda de una experiencia espiritual.
Eres un ser espiritual inmerso en una experiencia humana"
Pierre Teilhard de Chardin (1881 - 1955, paleontólogo, monje Jesuita y filósofo)

Para reflexionar
Aqui estoy para hacer tu voluntad
Para que mi amor sea decir que SI
Hasta el final
.
De la canción "En Mi Getsemaní", del P. Eduardo Meana

La espiritualidad nos ilumina el camino
El que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.
El que no toma su cruz y me sigue detrás no es digno de mí
.
Mt 10,37

Percibo que tu alma dice a mi alma:
Voy a encarnar como tu hijo y voy a desencarnar pronto para tu puedas vivir una experiencia que te ayude a DESPERTAR y CRECER. 

martes, 19 de mayo de 2009

Homenaje a MARIO BENEDETTI

La gente que me gusta...

Primero que todo
Me gusta la gente que vibra,
que no hay que empujarla,
que no hay que decirle que haga las cosas,
sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.

Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones,
la gente que no deja las soluciones al azar.
Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma,
pero que no pierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales.
Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.
Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables a las decisiones de un jefe.

Me gusta la gente de criterio, la que no traga entero, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó .
Me gusta la gente que al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, a estos los llamo mis amigos.
Me gusta la gente fiel y persistente, que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata. Me gusta la gente que trabaja por resultados.
Con gente como esa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente a mi lado me doy por bien retribuido.

Mario Benedetti (1920-2009). Escritor y poeta uruguayo. Su prolífica producción literaria incluyó más de 80 libros, algunos de los cuales fueron traducidos a más de 20 idiomas.

domingo, 17 de mayo de 2009

Todos podemos brillar

Porque la Gloria de Dios se encuentra en nuestro interior



de Nelson Mandela

"Nuestro miedo mas profundo no es creer que somos inadecuados.
Nuestro miedo mas profundo es saber que somos poderosos mas allá de la mesura.
Es nuestra Luz, no nuestra Oscuridad, lo que mas nos asusta.
Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para sentirme brillante, atractivo, talentoso, fabuloso?
Pero en realidad ¿quién eres tú para no serlo?
Tú eres un niño de Dios.
Tu juego a ser insignificante no sirve al mundo.
No hay nada de iluminación en hacerte menos, con el fin de que otras personas no se sientan inseguras a tu alrededor.
Todos podemos brillar, tal como lo hacen los niños.
Todos nacimos para manifestar la Gloria de Dios que se encuentra en nuestro interior.
Esta Gloria no está dentro de unos cuantos, está dentro de todos nosotros.
Y cuando permitimos que nuestra propia Luz brille, inconscientemente damos la oportunidad a otras personas para hacer lo mismo.
Conforme nos vamos liberando de nuestros miedos, nuestra presencia libera a otros automáticamente".

viernes, 17 de abril de 2009

Me Siento Adulta…

Y a la par, Creciendo


He logrado cada vez más ser yo misma,
y hallé felicidad en ello.
Contemplando mis cuatro décadas
Hoy es mi cumpleaños (17-04-1966).
Y al contemplar estas cuatro décadas de mi existencia, puedo hoy re-significar lo caminado, lo recorrido, lo vivido. Todo aquello gracias a lo cual, hoy soy la que soy.
Los primeros 10 los recuerdo como años de mucha diversión, juegos, libre y feliz.
Los 20 llegaron con muchos cambios. Con la gran alegría del nacimiento de mi hija.
Pero a la vez, mucha inseguridad, miedos, inmadurez.
Un poco más adelante, los 23, sobrevivo una gran tristeza: la muerte de mi segundo hijo.
Tan profunda tristeza, que la niego durante 9 años.
En esta etapa, mi pregunta interior era:
-¿Por qué me tiene que pasar esto a mí?
Luego, poco antes de mis 26 años, Dios me envió mi tercer hijo; que trajo, además de alivio, una inmensa alegría.

Veo mis aciertos y mis errores
La tercera década llegó con una grave enfermedad en el corazón.
¡Vaya casualidad! El órgano del amor. ¿Qué pasaba con mi sentir?
Mi vida era pensar y hacer. Mi sentir estaba disociado. No podía conectarme con él.
Seguramente porque me encontraría con esa profunda tristeza aún sin elaborar…
Pero la verdad es más fuerte. Y se impuso.
Desde ese momento mis esfuerzos fueron dirigidos a trabajar en mi misma.
En esta etapa, mi pregunta había cambiado, y era:
-¿Qué puedo aprender de esto que me está pasando?

Navegando mar adentro...
Para sanar tuve que descender a mis infiernos, y encontrarme con todo lo que estaba muy guardado en las profundidades de mi interior: emociones, rabias, miedos, penas, duelos, carencias e inseguridades.
Solo cuando fui capaz de mirar las raíces de mi sufrimiento, de frente, dejaron de tener poder sobre mí.

Y echando redes
Fue una época de mucho dolor.
Pero a la vez, de mucha liberación interior.
Y un gran aprendizaje de vida.
Claro que esto fue posible gracias a personas que me transmitían su mirada amorosa, su aceptación. Hoy sé que fue Dios que las puso en mi camino.

Mi corazón se abrió
Todo esto hizo que las puertas del corazón se abrieran, y comenzó una Nueva Vida.
Una nueva vida más conciente de mi misma, de mi capacidad de amar y ser amada.
Y así llegaron los 40, que fueron coronados con una hermosa fiesta para celebrar mi casamiento con mi amado Richard. Una fiesta llena de alegría, amor, felicidad. Nunca la olvidaré.

Dios sanó mis heridas
Y ya son unos cuantos años de ser “lo mejor que pude ser”.
Sí… ha habido mucho dolor y daño. Pero también mucha alegría, profundidad, amor.
Hay un tiempo para todo, dicen las Escrituras Sagradas, y así es.
Durante esta última década he aprendido y puesto en práctica nuevas maneras de ser.
Tuve la oportunidad de abrirme a nuevas ideas, a nuevas experiencias muy positivas y enriquecedoras, que me hicieron crecer y madurar como nunca lo hubiera imaginado.

Liberó mi ser
Soy sincera al afirmar que he logrado cada vez más ser yo misma.
Y hallé felicidad en ello. ¿Qué más alegría que esta?
Al mismo tiempo sentí la necesidad de hacer de mi vida un aporte creativo.
Y hoy ya no lucho contra fuerzas adversas, ya no me pregunto porqué, hoy sé que no estoy aquí por accidente, que mi vida tiene un propósito, e intento hacer de este mundo, junto con otros, un lugar mejor.
Cuando mi tarea se dirige hacia ello, me invade una profunda sensación de plenitud.

¡Y comenzó la fiesta!
Soy una mujer feliz y agradecida.
Soy una feliz dadora de lo que he recibido del Creador.
Hoy celebro con todas mis fuerzas que Jesús me sacó de las garras del infierno, y convirtió mi lamento en baile =)
Bendijo mi vida y la de muchos más.
Gracias Padre bueno por el Don de la Vida,
Gracias a ti Señor de la Gloria porque renovaste mi ser,
Gracias por todos los seres que amo y me aman,
Gracias te doy, desde el fondo de mi alma, por todo lo que has hecho, lo que haces y lo que harás,
¡Eternamente Gracias porque viví tu amor Padre Dios!
No me alcanzan las palabras para agradecerte, Toda mi alma te doy, toda mi adoración, porque lo que soy, lo soy por ti,
Continuaré trabajando para Ti, para llegar a decir, con serenidad y gratificación:
¡Todo está cumplido! (Juan 19,30).

¡GRACIAS A LA VIDA QUE ME HA DADO TANTO!
¿Cómo quiero vivir hoy? 
EN GRATITUD PERMANENTE  a la VIDA COMO ES, 
en sintonía con el CREADOR;
Y, cuando la Vida diga basta, volver a la Fuente Esencial...
Síntesis
A partir de mi propia historia, creo que el error y el fracaso son parte de un proceso mayor; y que a partir de los cuales, con fe en Dios que nos ama infinitamente, que habita en nuestro interior y desde allí nos guía, junto a personas que nos ayuden, podemos ir hacia la realización y el amor.

Para reflexionar
Dicen que a cierta edad las personas nos volvemos más conscientes.
Es muy probable, porque nunca fui tan consciente de mi existencia como ahora.
Nunca me sentí tan protagonista de mi vida, y nunca disfruté tanto de cada momento.

Descubrí al ser humano que sencillamente soy, con sus virtudes y sus miserias.
Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de tener debilidades, de equivocarme, de no responder a las expectativas de los demás.
Y a pesar de ello.... ¡quererme mucho!

Cuando me miro al espejo ya no busco a la que fui.
Sonrío y celebro a esta que soy, hoy.
Y me alegro del camino andado, de la experiencia que me dieron estos años.
Asumo mis contradicciones. Valoro lo recorrido.

¡Estoy Viva! ¡Qué bueno esto de vivir sin la obsesión de la perfección!
¡Qué bueno esto de liberarse de la ansiedad que produce correr permanentemente buscando que todos te quieran!
¡Qué bueno quererse y respetarse uno mismo!

¡Qué maravilloso reconocer que la felicidad está en nuestro interior, tan relacionada con nuestras búsquedas y nuestra sintonía espiritual con el Amor!
¡Qué gracia haber comprendido que la alegría y el poder no están afuera, sino dentro de nosotros! ¡Qué bello es Vivir! ¡Qué bello es amar! ¡Que la Vida viva a través nuestro!
¡Gloria a Dios que nos ama a Todos por Igual!

La espiritualidad nos ilumina el camino
"Por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia de Dios no ha sido estéril en mí"
1 Cor, 15, 10

"Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé.
Tu estabas dentro y yo te buscaba fuera".
San Agustín

Un toque de humor: ¿Mediana edad?
-Mediana edad es cuando tu edad empieza a aparecer en la cintura...
-Mediana edad es cuando tenes ganas de hacer gimnasia y te dormís esperando que se te pase.
-Mediana edad es cuando tu médico te recomienda ejercicio al aire libre y vos te subís al auto y vas manejando con la ventanilla abierta.
-En la mediana edad, las cenas a luz de la vela no son más románticas ya que no se consigue leer el menú.
-Mediana edad es cuando en lugar de peinarte empezas a "acomodar" los pelos que te sobran.
-Infancia: época de la vida en que hacemos morisquetas en el espejo.
-Mediana edad: la época de la vida en la que el espejo se venga.
-Hay tres períodos en la vida: infancia, juventud y “se te ve esplendida".

¡Já! ¡Me veo esplendida!
¡Hasta pronto! Maria Guadalupe =)

Me quiero como soy, imperfecta, hago lo que sé hacer,

«Mujer, ¿por qué lloras?» Jn 20,15

«¡María!» Jn 20,16

«Fue María Magdalena y dijo a los discípulos que había visto al Señor» Jn 20,18


lunes, 12 de enero de 2009

Física cuántica ...

y amor a todo

Una onda cuántica de luz se compone de subidas y bajadas, de fases positivas y negativas.
De forma similar, usted se compone de emociones positivas y negativas, de subidas y bajadas de su consciencia.
Las mismas leyes gobiernan ambas cosas.
Las fases positivas de luz se llaman positrones.
Las fases negativas se llaman electrones.
Ninguna de estas fases por si misma es luz; cada una de ellas tiene masa y participa en lo que se denomina densidad.
Si una onda de luz representara la verdad, las fases positivas o negativas solas representarían verdades a medias.

Cuando las fases positiva y negativa se juntan en perfecto equilibrio, dan lugar a la luz.
La luz no se mueve a través del espacio como un rastro continuo brillante, sino que va y viene dentro y fuera de la existencia, conforme salta de una onda completa (un cuanto) a la siguiente. Entre los puntos de luz (fotones) se encuentran las partículas mediocuánticas positivas y negativas (positrones y electrones).
Eso es un salto cuántico: un salto desde un estadio radiante de iluminación al siguiente.

Existe una ley en la simetría, en la física cuántica, que excluye cualquier estado aislado de semicuánticos (positrones).
Parece ser que en el universo siempre existe un estado semicuántico (electrones) para equilibrarlo.
Todos los fenómenos son universalmente quánticos totales.
Al estudiar dicha ley pensé: "eso quiere decir que no puede haber cosas como la felicidad sin tristeza o la tristeza sin felicidad".

En medio de las experiencias positivas y negativas, entre lo que le gusta y lo que no le gusta, se encuentra el núcleo de la experiencia humana, que no es otra cosa sino el amor.
El verdadero amor es una síntesis de dos aspectos de una onda y una onda completa es luz, que también se puede llamar "amor".
El amor es un estado cuántico completo.
Los físicos saben que un estado cuántico completo no posee masa ni carga, ni espacio ni tiempo, que por definición es espiritual e incondicional.

La consciencia es luz y nace en estados cuánticos completos.
Dios es luz cuántica completa.

El amor lo defino como" la síntesis o la mezcla perfecta de dos percepciones dualistas, la suma de todas las polaridades". (…) cuando la felicidad y la tristeza se juntan, forman el amor. (…) lo positivo y lo negativo, el electrón y el positrón, todos ellos son dualidades y cuando se unen por completo son amor.
Sea cual sea la "…logía" que usted investigue, todas conducen a la misma esencia: el amor, la teoría del campo unificado que penetra en cada ser humano y los une a todos.

Para crear la luz es necesaria la unión perfecta de las partículas positivas y negativas y, exactamente de la misma manera, usted necesita ambos lados de cada acontecimiento para alcanzar su verdadera naturaleza, que también es luz.
La luz en el centro es amor incondicional; las ondas o partículas emocionales son amor incondicional.
Atraen a su lado opuesto, que usted necesita para regresar al centro, pero todo es amor.

pp. 48 a 52
La experiencia descubrimiento.
Un nuevo y revolucionario método para la transformación personal.
Dr John DEMARTINI, ed. Urano 2002.